El consumo, entre los grandes perdedores del año

La coordinadora de Desarrollo de Producto de abeceb.com, Belén Olaiz, aseguró que se espera un retroceso en la compras de alrededor de 1%, en línea con el comportamiento de la actividad.

 La economista explicó que entre las causas de esta evolución estaría el giro de la política económica en los últimos meses, cuyo eje principal está dado por una importante depreciación de la moneda en enero y un apretón monetario, lo que se tradujo en un deterioro de los principales drivers del gasto de los hogares, lo que sin dudas afectará su dinamismo en los próximos meses.

 

Desde fines de 2013, algunas variables clave que determinan el comportamiento del consumo comenzaron a mostrar cierto deterioro, situación que se vio aún más complicada tras la fuerte devaluación, la aceleración de la inflación y la suba de tasas de interés que tuvieron lugar en los primeros dos meses del año.

 

Al analizar los principales drivers que explican el comportamiento del consumo, se advierte que las condiciones que habían impulsado el gasto de los hogares han perdido fuerza, o incluso se han revertido en algunos casos

En primer lugar, el salario real comenzó a retroceder a fines de 2013 -algo que no sucedía desde 2008- mostrando una caída de 3,1% interanual en el primer mes del año. Esto obedece a la aceleración observada en la inflación en los pasados meses.

Por otra parte, si bien aún no se advierte una suba generalizada del desempleo, de manera gradual aumentan las noticias de dificultades en diversos sectores.

 

Este es el caso, por ejemplo, de la cantidad de obreros ocupados en la industria, que en el último cuarto del año pasado ya registraba una leve caída.

El Índice de Confianza del Consumidor (UTDT) mostró un importante deterioro en los primeros dos meses del año.

 

En particular, en febrero registró una baja de casi 30% interanual, acumulando en lo que va del año un retroceso de 18,4%.

 

Durante este mes, la confianza de los consumidores registró su mayor retroceso mensual (de 23,4%) desde que se comenzó a elaborar el índice en 1998.

Mientras tanto, si bien se observa un leve incremento interanual del crédito al consumo en términos reales en febrero, esta variable sufrió una importante desaceleración con respecto al año previo (cuando crecía a tasas cercanas al 10% en términos reales).

 

Esto responde a la política de ajuste monetario que ha impulsado el Banco Central en lo que va del año, que se tradujo en una importante suba de las tasas de interés.

 

En particular, en febrero las tasas de interés a tarjetas de crédito registraron un avance de más de 4 puntos porcentuales versus igual período del año previo.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades