El Congreso cierra sus puertas durante enero

Dieron licencia a los empleados . Se reducirán los gastos de servicios con lo que se planea ahorrar $ 1,5 millones.

El Congreso entró, durante el mes de enero, en una especie de feria legislativa.

Con el objetivo de ahorrar dinero y hacer algunas reparaciones edilicias, se ordenó que todos los empleados se tomen vacaciones el primer mes del año y solo quedarán guardias mínimas en algunas reparticiones.

El ahorro, por ahora estimativo, será de más de $ 1,5 millones, debido al recorte de todos los gastos operativos.

La Cámara baja tendrá un movimiento especial durante todo este primer mes del año, que empezará a notarse desde hoy, primer día hábil del año.

Se aprovechará la inexistencia de sesiones para reparar las bancas —que en su base accionan un mecanismo para contabilizar el quórum— y el tablero del recinto, que posee unos 30 años de antigüedad.

El Congreso funciona en sesiones ordinarias de marzo a noviembre, y en extraordinarias cuando el Poder Ejecutivo se lo pide.

En este último caso, solo pueden tratarse los temas que pide el Gobierno.

Recién a partir del mes de marzo se pondrán a discusión algunos de los temas que conmovieron el fin del año que acaba de terminar, como la ley de Infraestructura o la reforma del sistema previsional.

El Congreso entró, durante el mes de enero, en una especie de feria legislativa.

Con el objetivo de ahorrar dinero y hacer algunas reparaciones edilicias, se ordenó que todos los empleados se tomen vacaciones el primer mes del año y solo quedarán guardias mínimas en algunas reparticiones.

El ahorro, por ahora estimativo, será de más de $ 1,5 millones, debido al recorte de todos los gastos operativos.

La Cámara baja tendrá un movimiento especial durante todo este primer mes del año, que empezará a notarse desde hoy, primer día hábil del año.

Se aprovechará la inexistencia de sesiones para reparar las bancas —que en su base accionan un mecanismo para contabilizar el quórum— y el tablero del recinto, que posee unos 30 años de antigüedad.

El Congreso funciona en sesiones ordinarias de marzo a noviembre, y en extraordinarias cuando el Poder Ejecutivo se lo pide.

En este último caso, solo pueden tratarse los temas que pide el Gobierno.

Recién a partir del mes de marzo se pondrán a discusión algunos de los temas que conmovieron el fin del año que acaba de terminar, como la ley de Infraestructura o la reforma del sistema previsional.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades