Egipto: no el Irán de Jomeini; sí lo contrario

Así sostiene el francés Olivier Roy. A su juicio, “el Islam político o integrismo fracasó o está en vía de fracasar. Tanto en Egipto como en Túnez, Jordania, Argelia y Marruecos. Ahora, el verdadero riesgo es la anarquía, pero no Teherán”.

<p>Aun en las calles de El Cairo o la universidad al-Azhar, donde la Hermandad Musulmana es fuerte, no se oyen invocaciones a la guerra santa, obsesi&oacute;n de los <em>pasdar&aacute;n </em>shiitas o de <em>al-Qaeda </em>sunnita. Tampoco, curiosamente, se profieren denuestos contra el imperialismo norteamericano. &ldquo;Es m&aacute;s, se&ntilde;ala el experto, el modelo parece ser la Turqu&iacute;a de Recep Tayyip Erd&ouml;gan&rdquo;.<br />
<br />
El autor de <em>Sainte Ignorance: religion sans culture </em>es uno de los mayores especialistas mundiales en el Islam. &ldquo;Occidente e Israel se desvelan porque cae, suponen, un baluarte contra el integrismo en versi&oacute;n sunnita&rdquo;. No es as&iacute;. Roy es terminante: Tel Aviv o Washington llevan veinte a&ntilde;os de retraso y no advirtieron la llegada de nuevas generaciones en T&uacute;nez, Egipto y otros pa&iacute;ses del Magbreb y Levante&rdquo;.<br />
<br />
Son los que inundaron calles y plazas protestando contra el nepotismo, la corrupci&oacute;n, la miseria y el desempleo. &ldquo;Muchos de ellos han estudiado o trabajado en pa&iacute;ses democr&aacute;ticos y, v&iacute;a Internet, han transmitido a sus terru&ntilde;os los valores occidentales. Vale decir, saben qu&eacute; es educaci&oacute;n e informaci&oacute;n sin tintes ideol&oacute;gicos o te&iacute;stas&rdquo;.<br />
<br />
Sin duda, son musulmanes, as&iacute; como los europeos son cristianos. Pero ambas condiciones tienen en com&uacute;n la resistencia a la corrupci&oacute;n. Obviamente, &ldquo;los incendios en T&uacute;nez y Egipto no implican extremismos y, de hecho, hoy hay m&aacute;s fundamentalistas en Par&iacute;s, Mil&aacute;n o Madrid que en T&uacute;nez o en Alejandr&iacute;a&rdquo;.<br />
<br />
Naturalmente, hay diferencia entre los dos casos emblem&aacute;ticos. T&uacute;nez es un estado d&eacute;bil con un ej&eacute;rcito d&eacute;bil identificado con el clan Ben Al&iacute;-Trabelsi. Apenas cuenta con diez millones de habitantes. Egipto muestra una trama de poder c&iacute;vico-militar muy compleja, l&oacute;gica en un pa&iacute;s de 84 millones. Por otra parte, existe mayor madurez sociopol&iacute;tica en T&uacute;nez que en Egipto, de ah&iacute; el peligro de anarqu&iacute;a a orillas de Nilo. <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades