EE.UU.: no va a ser fácil reducir el déficit comercial

El sector pesquero advierte que para alimentar a todos hay que comprar afuera.

 En 2017 Estados Unidos importó más pescados y mariscos que nunca antes y el déficit comercial nacional en ese sector está creciendo.

 

El país importó en ese año más de 3.000 millones de kilos de frutos de mar valuados en US$ 21.500 millones según datos de la National Oceanic and Atmospheric Administration, que controla la industria pesquera norteamericana. A su vez exportó más de 1.600 millones de kilos valuados en alrededor de US$ 6.000 millones. La creciente diferencia se produce en un momento en que el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, ha fijado como prioridad la reducción del déficit comercial.

 

Estados Unidos es un gran productor de especies como el salmón del pacífico, la langosta de Nueva Inglaterra y el abadejo de Alaska, pero importa más de 90%de los pescados que consume.

Ross y otras autoridades de la industria están buscando nuevas estrategias para recortar el déficit, incluído el aumento del cultivo de especies por acuacultura. En productos de mar, Estados Unidos comercia con países de todo el mundo ppero los países a los que más les compra incluyen Canadá, China y Chile. Los principales compradores de frutos de mar norteamericanos inclucyen China, Japón y Surcorea.

Gavin Gibbons, vocero del National Fisheries Institute, dijo que el desequilibrio comercial no está causado por falta de peces en aguas nacionales. En la actualidad se está extrayendo el mayor rendimiento sostenible de las existencias nacionales. Para alimentar al pueblo de Estados Unidos hay que obtenerlo en el extranjero.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades