EE.UU.: Florida cuenta los votos por correo

Los pronósticos señalan que Bush será el mayor beneficiado por estos votos. Si se decidiera no tener en cuenta los recuentos manuales de Broward y Palm Beach, mañana podrían darse los resultados oficiales del estado.

17 noviembre, 2000

((EFE).- Las autoridades estatales de Florida comenzaron hoy (viernes 17) a contar los aproximadamente 2.000 votos por correo que deben ser contabilizados antes de proceder, supuestamente mañana, a la certificación oficial de los resultados electorales del estado.

Sin embargo, los abogados del demócrata Albert Gore recurrirán hoy al Tribunal Supremo de Florida con la esperanza de evitar que ese estado emita mañana la certificación.
El representante de Gore, Warren Christopher, insistió en que si la secretaria de Estado de Florida, Katherine Harris certifica mañana el ganador de las elecciones, también impugnarán judicialmente esa determinación.

“No queremos retrasar este resultado, pero tampoco queremos que concluya con una decisión apresurada”, agregó Christopher.

Todos los votos por correo que llegaron después del 7 de noviembre tendrán que ser contados hoy, ya que a las 5.00 GMT (3, hora argentina) termina el plazo para su contabilización.

Según fuentes no oficiales, una vez contados los votos del extranjero de 4 de los 67 estados, el republicano George W. Bush habría conseguido 10 votos más mientras que su oponente demócrata tendría 5 más.

Tras los dos recuentos automáticos llevados a cabo en Florida, Bush tiene sobre Gore una diferencia de 300 votos.

Se prevé que, si finalmente se decidiera no tener en cuenta los recuentos manuales que se llevan a cabo en dos condados de Florida, –Broward y Palm Beach– la secretaria Harris podría declarar mañana, sábado, ganador a Bush, ya que es muy probable que el recuento final de los votos por correo lo favorezca.

Las previsiones de los expertos indican que estos votos se repartirán en una proporción de 60-40 a favor de Bush.

Los votos por correo que faltan por contar proceden mayoritariamente de dos grupos concretos que, a su vez están bien delimitados políticamente: los estadounidenses judíos que residen en Israel, que votan demócrata, y los militares destinados en el exterior, que son fundamentalmente republicanos.

Por tanto, se calcula que entre 600 y 700 de estos votos podrían corresponder a Gore y entre 900 a 1.000 a Bush.

((EFE).- Las autoridades estatales de Florida comenzaron hoy (viernes 17) a contar los aproximadamente 2.000 votos por correo que deben ser contabilizados antes de proceder, supuestamente mañana, a la certificación oficial de los resultados electorales del estado.

Sin embargo, los abogados del demócrata Albert Gore recurrirán hoy al Tribunal Supremo de Florida con la esperanza de evitar que ese estado emita mañana la certificación.
El representante de Gore, Warren Christopher, insistió en que si la secretaria de Estado de Florida, Katherine Harris certifica mañana el ganador de las elecciones, también impugnarán judicialmente esa determinación.

“No queremos retrasar este resultado, pero tampoco queremos que concluya con una decisión apresurada”, agregó Christopher.

Todos los votos por correo que llegaron después del 7 de noviembre tendrán que ser contados hoy, ya que a las 5.00 GMT (3, hora argentina) termina el plazo para su contabilización.

Según fuentes no oficiales, una vez contados los votos del extranjero de 4 de los 67 estados, el republicano George W. Bush habría conseguido 10 votos más mientras que su oponente demócrata tendría 5 más.

Tras los dos recuentos automáticos llevados a cabo en Florida, Bush tiene sobre Gore una diferencia de 300 votos.

Se prevé que, si finalmente se decidiera no tener en cuenta los recuentos manuales que se llevan a cabo en dos condados de Florida, –Broward y Palm Beach– la secretaria Harris podría declarar mañana, sábado, ganador a Bush, ya que es muy probable que el recuento final de los votos por correo lo favorezca.

Las previsiones de los expertos indican que estos votos se repartirán en una proporción de 60-40 a favor de Bush.

Los votos por correo que faltan por contar proceden mayoritariamente de dos grupos concretos que, a su vez están bien delimitados políticamente: los estadounidenses judíos que residen en Israel, que votan demócrata, y los militares destinados en el exterior, que son fundamentalmente republicanos.

Por tanto, se calcula que entre 600 y 700 de estos votos podrían corresponder a Gore y entre 900 a 1.000 a Bush.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades