EE.UU.: crecimiento cercano a cero

El presidente del banco central estadounidense, Greenspan, dijo que la economía de este país creció poco en el último trimestre y apoyó una reducción de impuestos. Crecen las expectativas por una nueva rebaja en las tasas.

(EFE).- El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, aseguró hoy (jueves 25) que el crecimiento económico en Estados Unidos está en este momento “muy cerca de cero”, lo que puede provocar una nueva rebaja de las tasas de interés.

En su comparecencia ante el Comité de Finanzas del Senado, Greenspan aseguró que hubo “una desaceleración muy pronunciada” y que las presiones inflacionistas se encuentran “bien contenidas”.

Según el presidente del banco central estadounidense, la economía creció poco en el último trimestre del 2000 y “estamos probablemente muy cerca del cero en este momento”.

La situación económica descrita por Greenspan hace entrever que el banco central puede decidir, en su próxima reunión a finales de mes, una nueva rebaja de las tasa de interés, aunque el presidente del banco central no hizo, como de costumbre, una referencia directa a esa posibilidad.

“Hasta donde podemos juzgar, tenemos una desaceleración muy pronunciada y estamos muy cerca del (crecimiento) cero en este momento”, aseguró el presidente del banco central estadounidense.

Greenspan compareció ante el Comité de Finanzas del Senado para exponer su postura acerca de la reducción de impuestos, que apoyó en vista de esta fuerte desaceleración de la situación económica en Estados Unidos.

En su opinión, si la economía estadounidense continúa su desaceleración, una rebaja de impuestos haría “un bien notable”.

Insistió en que cree que la mejor forma de usar el superávit es reducir la deuda pública, como siempre mantuvo, pero que como las proyecciones de superávit presupuestario son tan altas, será posible hacer las dos cosas a la vez.

Esa es precisamente la postura que mantiene el presidente republicano, que propuso una rebaja de impuestos de casi US$ 1,6 billones para los próximos diez años, y argumenta que contribuiría a evitar una posible recesión económica.

Los demócratas consideran que esa reducción es excesiva y que puede poner en peligro los planes para eliminar la deuda nacional a corto plazo.

La Reserva Federal se reunirá los próximos 30 y 31 de enero para estudiar la situación de las tasas de interés, después de la sorpresiva rebaja de medio punto aprobada el pasado día 3.

(EFE).- El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, aseguró hoy (jueves 25) que el crecimiento económico en Estados Unidos está en este momento “muy cerca de cero”, lo que puede provocar una nueva rebaja de las tasas de interés.

En su comparecencia ante el Comité de Finanzas del Senado, Greenspan aseguró que hubo “una desaceleración muy pronunciada” y que las presiones inflacionistas se encuentran “bien contenidas”.

Según el presidente del banco central estadounidense, la economía creció poco en el último trimestre del 2000 y “estamos probablemente muy cerca del cero en este momento”.

La situación económica descrita por Greenspan hace entrever que el banco central puede decidir, en su próxima reunión a finales de mes, una nueva rebaja de las tasa de interés, aunque el presidente del banco central no hizo, como de costumbre, una referencia directa a esa posibilidad.

“Hasta donde podemos juzgar, tenemos una desaceleración muy pronunciada y estamos muy cerca del (crecimiento) cero en este momento”, aseguró el presidente del banco central estadounidense.

Greenspan compareció ante el Comité de Finanzas del Senado para exponer su postura acerca de la reducción de impuestos, que apoyó en vista de esta fuerte desaceleración de la situación económica en Estados Unidos.

En su opinión, si la economía estadounidense continúa su desaceleración, una rebaja de impuestos haría “un bien notable”.

Insistió en que cree que la mejor forma de usar el superávit es reducir la deuda pública, como siempre mantuvo, pero que como las proyecciones de superávit presupuestario son tan altas, será posible hacer las dos cosas a la vez.

Esa es precisamente la postura que mantiene el presidente republicano, que propuso una rebaja de impuestos de casi US$ 1,6 billones para los próximos diez años, y argumenta que contribuiría a evitar una posible recesión económica.

Los demócratas consideran que esa reducción es excesiva y que puede poner en peligro los planes para eliminar la deuda nacional a corto plazo.

La Reserva Federal se reunirá los próximos 30 y 31 de enero para estudiar la situación de las tasas de interés, después de la sorpresiva rebaja de medio punto aprobada el pasado día 3.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades