Duhalde confesó que de no derogarse la ley de Subversión Económica habría renunciado

"La derogaión de esa ley era muy necesaria para nuestro país, porque significa acercarnos definitivamente al acuerdo con el FMI. Si esto no sucedía, yo me iba, renunciaba a mi cargo", enfatizó el presidente.

31 mayo, 2002

El primer mandatario, en declaraciones formuladas a un matutino
porteño, señaló que ya tenía decidido alejarse del cargo en caso
de que ayer la Cámara Alta no aprobara la derogación de esa norma,
reclamada por el FMI y por el Poder Ejecutivo.

“Se lo había anticipado a los gobernadores y legisladores de mi
partido en la cumbre de La Pampa. Después, en público dije que
teníamos una semana, no más, para cumplir con lo que pide el FMI. Por suerte, con la derogación de la ley ahora tenemos la
posibilidad de acordar con el FMI”, agegó Duhalde.

El jefe de Estado rechazó también que la derogación de la Ley
de Subversión Económica vaya a significar la “impunidad” para
quienes cometan delitos, e insistió en que el Gobierno necesitaba
ese paso en el Parlamento para poder acordar con el Fondo.

“Además –añadió– era uno de los 14 puntos que firmaron 21
gobernadores. Ahora, para las cámaras de TV, muchos prefieren
seguir sosteniendo que podemos salir de la crisis aislados del
mundo. Eso no es posible, y lo saben”.

Finalmente, evitó pronunciarse cuando lo consultaron sobre la
actitud del gobernador Néstor Kirchner, quien le envió un avión a
Corrientes al senador Lázaro Chiappe para que pudiera llegar a
Buenos Aires y votar en contra de la derogación de la norma en la
Cámara Alta. “Prefiero no contestarle”, se limitó a señalar el Presidente cuando fue consultado sobre ese tema.

El primer mandatario, en declaraciones formuladas a un matutino
porteño, señaló que ya tenía decidido alejarse del cargo en caso
de que ayer la Cámara Alta no aprobara la derogación de esa norma,
reclamada por el FMI y por el Poder Ejecutivo.

“Se lo había anticipado a los gobernadores y legisladores de mi
partido en la cumbre de La Pampa. Después, en público dije que
teníamos una semana, no más, para cumplir con lo que pide el FMI. Por suerte, con la derogación de la ley ahora tenemos la
posibilidad de acordar con el FMI”, agegó Duhalde.

El jefe de Estado rechazó también que la derogación de la Ley
de Subversión Económica vaya a significar la “impunidad” para
quienes cometan delitos, e insistió en que el Gobierno necesitaba
ese paso en el Parlamento para poder acordar con el Fondo.

“Además –añadió– era uno de los 14 puntos que firmaron 21
gobernadores. Ahora, para las cámaras de TV, muchos prefieren
seguir sosteniendo que podemos salir de la crisis aislados del
mundo. Eso no es posible, y lo saben”.

Finalmente, evitó pronunciarse cuando lo consultaron sobre la
actitud del gobernador Néstor Kirchner, quien le envió un avión a
Corrientes al senador Lázaro Chiappe para que pudiera llegar a
Buenos Aires y votar en contra de la derogación de la norma en la
Cámara Alta. “Prefiero no contestarle”, se limitó a señalar el Presidente cuando fue consultado sobre ese tema.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades