Dólar en el piso; euro, petróleo y oro por las nubes

El euro estaba ayer a máximos de casi tres años contra el dólar. Mientras tanto, éste cedía ante el yen y el franco suizo. A la inversa, seguían ganando terreno –por las tensiones en torno de Venezuela, Norcorea e Iraq- el petróleo y el oro.

27 diciembre, 2002

La moneda de Eurolandia llegó anoche a picos de US$ 1,0365, niveles que no se veían desde el 12 enero de 2000 y, por cierto, nunca se tocaron desde que el euro es circulante único en doce países. Un alza bursátil en Wall Street -oportunista, pero no muy marcada- morigeró ese precio a US$ 1,0355. Entre Tokio y Nueva York, la divisa referencial fue descendiendo de ¥ 120,30 a 120, para proyectar esta madrugada aperturas inferiores a ¥ 119,90 en Singapur.

A juicio de analistas en Chicago y Hongkong, ahora el euro puede continuar la tendencia hasta rozar US$ 1,06. En particular, porque la lentitud del repunte económico norteamericano y los diferenciales en favor de tasas europeas “centrifugan” fondos del área dólar. En este momento, las tasas básicas en EE.UU. no pasan de 1,25% anual, contra 2,75% en Eurolandia y Suiza o 3,25% en Gran Bretaña.

Fuera de situaciones geopolíticas, la languidez del producto bruto interno en EE.UU. afecta las decisiones de inversión. Por de pronto, una consultora privada (Blue Chip Economic Indicators) estima que el ritmo de repunte anual del PBI caerá de 4% en julio-septiembre a sólo 1,4% este trimestre.

Por su parte, los crudos continúan reflejando la crisis venezolana. Sin operaciones en Londres, ayer Nueva York alcanzaba los picos en casi dos años: US$ 32,50 el barril promedio. Ello implica 19% de alza desde que empezó la huelga política contra Hugo Chávez (2 de diciembre). Para no ser menos, el oro marcaba en precio más alto desde 1997, tras subir 10% en cuanto va del mes: US$ 350 la onza troy (31,104 gramos).

La moneda de Eurolandia llegó anoche a picos de US$ 1,0365, niveles que no se veían desde el 12 enero de 2000 y, por cierto, nunca se tocaron desde que el euro es circulante único en doce países. Un alza bursátil en Wall Street -oportunista, pero no muy marcada- morigeró ese precio a US$ 1,0355. Entre Tokio y Nueva York, la divisa referencial fue descendiendo de ¥ 120,30 a 120, para proyectar esta madrugada aperturas inferiores a ¥ 119,90 en Singapur.

A juicio de analistas en Chicago y Hongkong, ahora el euro puede continuar la tendencia hasta rozar US$ 1,06. En particular, porque la lentitud del repunte económico norteamericano y los diferenciales en favor de tasas europeas “centrifugan” fondos del área dólar. En este momento, las tasas básicas en EE.UU. no pasan de 1,25% anual, contra 2,75% en Eurolandia y Suiza o 3,25% en Gran Bretaña.

Fuera de situaciones geopolíticas, la languidez del producto bruto interno en EE.UU. afecta las decisiones de inversión. Por de pronto, una consultora privada (Blue Chip Economic Indicators) estima que el ritmo de repunte anual del PBI caerá de 4% en julio-septiembre a sólo 1,4% este trimestre.

Por su parte, los crudos continúan reflejando la crisis venezolana. Sin operaciones en Londres, ayer Nueva York alcanzaba los picos en casi dos años: US$ 32,50 el barril promedio. Ello implica 19% de alza desde que empezó la huelga política contra Hugo Chávez (2 de diciembre). Para no ser menos, el oro marcaba en precio más alto desde 1997, tras subir 10% en cuanto va del mes: US$ 350 la onza troy (31,104 gramos).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades