Disputa automotor en el Mercosur

Paraguay y Uruguay rechazaron el acuerdo alcanzado por la Argentina y Brasil, que comenzaría a regir bilateralmente en julio.

(DyN) – La Argentina y el Brasil no pudieron integrar el jueves a Paraguay y a Uruguay, sus otros dos socios en el Mercosur, al acuerdo automotor alcanzado entre ambos país.

La Argentina sugirió que si no se logra la incorporación de ambos países, en una próxima reunión el 2 y 3 de mayo, el acuerdo comenzará a regir bilateralmente el 1 de julio de 2000.

El rechazo de Paraguay y Uruguay en aceptar los contenidos ya consensuados entre los dos mayores socios comerciales del Mercosur, obligó a los representantes argentinos y brasileños a efectuar una contrapropuesta que incluye –entre otras cosas– una “suba gradual” de los actuales aranceles externos que posee cada país socio para “terminar con un arancel externo común de 35% para autos y camiones y de 14% para tractores”. Así lo anunció la secretaría de Industria, Comercio y Minería, Debora Giorgi, en una conferencia de prensa brindada en la sede de su cartera.

Durante cuatro horas estuvieron reunidos los representantes de los cuatro países miembros del Mercosur “para comenzar las negociaciones de incorporación al acuerdo bilateral automotriz alcanzado entre Argentina y Brasil de los otros estados miembros”, señaló Giorgi.

Según relató Giorgi, Uruguay y Paraguay solicitaron “un arancel externo común (AEC) más bajo, un menor contenido regional de importación de kits para autos extrazona. Todo en el mismo plazo de seis años”.
Ante los planteos efectuados por estos países, “Argentina y Brasil elaboraron una propuesta que contempla en gran parte los requerimientos de Uruguay y Paraguay”, señaló Giorgi.

Por su parte, el embajador brasileño para el Mercosur, José Botafogo Goncalvez y el ministro de Industria de Brasil, Helio Mattar, afirmaron que la contrapropuesta efectuada por la Argentina y Brasil establece: – AEC especial para ambos países: Paraguay arrancaría con 23 % y Uruguay con 15 %, que en ambos casos se incrementaría gradualmente para llegar al 2005 con un porcentaje unificado en todo el Mercosur de 35% – cupos de importación: Uruguay podría ingresar a Brasil 20 mil unidades (actualmente tiene un cupo de 13 mil) y a la Argentina 15 mil. Mientras que Paraguay podría vender al mercado brasileño 10 mil unidades y al argentino 15 mil.

Límite gradual a la importación de vehículos usados: Paraguay en el 2000 y 2001 sólo podría importar vehículos con una antigüedad no mayor a los tres años, que bajaría a los dos años en el 2002 y 2003, para reducirse a un año de antigüedad en el 2004 y 2005, prohibiéndose en el 2006 la importación de autos usados.

Ante la contrapropuesta elaborada por Argentina y Brasil, los negociadores de Uruguay y Paraguay “pidieron tiempo para analizarla y se acordó una próxima reunión para el 2 y 3 de mayo en Montevideo”, dijo Giorgi.

(DyN) – La Argentina y el Brasil no pudieron integrar el jueves a Paraguay y a Uruguay, sus otros dos socios en el Mercosur, al acuerdo automotor alcanzado entre ambos país.

La Argentina sugirió que si no se logra la incorporación de ambos países, en una próxima reunión el 2 y 3 de mayo, el acuerdo comenzará a regir bilateralmente el 1 de julio de 2000.

El rechazo de Paraguay y Uruguay en aceptar los contenidos ya consensuados entre los dos mayores socios comerciales del Mercosur, obligó a los representantes argentinos y brasileños a efectuar una contrapropuesta que incluye –entre otras cosas– una “suba gradual” de los actuales aranceles externos que posee cada país socio para “terminar con un arancel externo común de 35% para autos y camiones y de 14% para tractores”. Así lo anunció la secretaría de Industria, Comercio y Minería, Debora Giorgi, en una conferencia de prensa brindada en la sede de su cartera.

Durante cuatro horas estuvieron reunidos los representantes de los cuatro países miembros del Mercosur “para comenzar las negociaciones de incorporación al acuerdo bilateral automotriz alcanzado entre Argentina y Brasil de los otros estados miembros”, señaló Giorgi.

Según relató Giorgi, Uruguay y Paraguay solicitaron “un arancel externo común (AEC) más bajo, un menor contenido regional de importación de kits para autos extrazona. Todo en el mismo plazo de seis años”.
Ante los planteos efectuados por estos países, “Argentina y Brasil elaboraron una propuesta que contempla en gran parte los requerimientos de Uruguay y Paraguay”, señaló Giorgi.

Por su parte, el embajador brasileño para el Mercosur, José Botafogo Goncalvez y el ministro de Industria de Brasil, Helio Mattar, afirmaron que la contrapropuesta efectuada por la Argentina y Brasil establece: – AEC especial para ambos países: Paraguay arrancaría con 23 % y Uruguay con 15 %, que en ambos casos se incrementaría gradualmente para llegar al 2005 con un porcentaje unificado en todo el Mercosur de 35% – cupos de importación: Uruguay podría ingresar a Brasil 20 mil unidades (actualmente tiene un cupo de 13 mil) y a la Argentina 15 mil. Mientras que Paraguay podría vender al mercado brasileño 10 mil unidades y al argentino 15 mil.

Límite gradual a la importación de vehículos usados: Paraguay en el 2000 y 2001 sólo podría importar vehículos con una antigüedad no mayor a los tres años, que bajaría a los dos años en el 2002 y 2003, para reducirse a un año de antigüedad en el 2004 y 2005, prohibiéndose en el 2006 la importación de autos usados.

Ante la contrapropuesta elaborada por Argentina y Brasil, los negociadores de Uruguay y Paraguay “pidieron tiempo para analizarla y se acordó una próxima reunión para el 2 y 3 de mayo en Montevideo”, dijo Giorgi.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades