Dicen que “hay razones” para que la Argentina cierre un acuerdo con el FMI

El subsecretario del Tesoro de los Estados Unidos, John Taylor, destacó que la Argentina "está en condiciones" de cerrar un acuerdo con el FMI y afirmó que existen "razones para creer" que las negociaciones serán exitosas.

La declaración se conoció ayer, al mismo tiempo que técnicos de
ese organismo y funcionarios del Palacio de Hacienda avanzaban
otro paso en la redacción de un borrador de la nueva Carta de
Intención.

“Los procedimientos se están realizando bien. Ambas partes
desean tener un acuerdo de mediano plazo”, sostuvo el influyente
funcionario del gobierno de George W. Bush, en declaraciones que
se conocieron aquí.

Tras intervenir en un debate sobre libre comercio y flujo de
capitales en el American Enterprise Institute, Taylor afirmó que
el nuevo acuerdo estará conformado por “políticas sustanciales” en
las áreas fiscal, monetaria y financiera.

Consultado por la prensa sobre las posibilidades que tiene la
Argentina de firmar un acuerdo, respondió: “Sí, creo que está en
condiciones”.

Al respecto, agregó: “Las cosas están ocurriendo bien. Tengo
razones para creer que vamos a ser exitosos”.

De todos modos, eludió brindar precisiones sobre el borrador
que simultáneamente se encuentran debatiendo técnicos de Economía
y del FMI.

En otro orden, el funcionario norteamericano admitió que las
negociaciones de Argentina con sus acreedores privados “requerirán
de largo tiempo”, pero remarcó que “el acuerdo con el FMI, cuando
se haya logrado, proveerá el contexto sobre esas discusiones”.
Taylor consideró “apropiado” alcanzar un acuerdo con el FMI,
antes de lanzar el proceso de reestruccturación de la deuda
externa argentina en default.

Paralelamente a las afirmaciones de Taylor, en el Ministerio de
Economía continuaron avanzando las conversaciones con los
integrantes de la delegación del Fondo que está en el país, para
comenzar a definir la carta de intención que se firmará con el
organismo.

La necesidad de alcanzar un rápido acuerdo obedece a que en la
primera semana de setiembre la Argentina deberá hacer frente a un
vencimiento por casi 2.900 millones de dólares con el organismo de
crédito.

Además, la intención del ministro de Economía, Roberto Lavagna,
es que la Argentina pueda exhibir la firma de un entendimiento de
mediano plazo -tres años- durante la asamblea del FMI que se
realizará en Dubai, entre el 23 y 24 de setiembre.

Sin embargo, pese a las señales positivas desde el exterior,
aún existen algunos obstáculos para sellar un acuerdo de mediano
plazo.

En tal sentido, el Gobierno intenta acelerar los tiempos para
que el Congreso apruebe una serie de leyes que viene reclamando el
organismo internacional.

Uno de ellos está vinculado con el tema de recomposición en las
tarifas de servicios públicos y otro con las compensaciones a los
bancos por la pesificación asimétrica de depósitos y créditos.
Para agilizar el trámite parlamentario de estos temas, el
titular del Palacio de Hacienda concurrirá mañana al Congreso para
participar de una reunión plenaria con los legisladores del bloque
oficialista.

Además, el FMI le reclama a la Argentina que aumente su pauta
de supéravit de 2,5 por ciento este año a 4 por ciento el próximo,
aunque el Gobierno no está dispuesto a sucribir un crecimiento
mayor a 3 por ciento.

La declaración se conoció ayer, al mismo tiempo que técnicos de
ese organismo y funcionarios del Palacio de Hacienda avanzaban
otro paso en la redacción de un borrador de la nueva Carta de
Intención.

“Los procedimientos se están realizando bien. Ambas partes
desean tener un acuerdo de mediano plazo”, sostuvo el influyente
funcionario del gobierno de George W. Bush, en declaraciones que
se conocieron aquí.

Tras intervenir en un debate sobre libre comercio y flujo de
capitales en el American Enterprise Institute, Taylor afirmó que
el nuevo acuerdo estará conformado por “políticas sustanciales” en
las áreas fiscal, monetaria y financiera.

Consultado por la prensa sobre las posibilidades que tiene la
Argentina de firmar un acuerdo, respondió: “Sí, creo que está en
condiciones”.

Al respecto, agregó: “Las cosas están ocurriendo bien. Tengo
razones para creer que vamos a ser exitosos”.

De todos modos, eludió brindar precisiones sobre el borrador
que simultáneamente se encuentran debatiendo técnicos de Economía
y del FMI.

En otro orden, el funcionario norteamericano admitió que las
negociaciones de Argentina con sus acreedores privados “requerirán
de largo tiempo”, pero remarcó que “el acuerdo con el FMI, cuando
se haya logrado, proveerá el contexto sobre esas discusiones”.
Taylor consideró “apropiado” alcanzar un acuerdo con el FMI,
antes de lanzar el proceso de reestruccturación de la deuda
externa argentina en default.

Paralelamente a las afirmaciones de Taylor, en el Ministerio de
Economía continuaron avanzando las conversaciones con los
integrantes de la delegación del Fondo que está en el país, para
comenzar a definir la carta de intención que se firmará con el
organismo.

La necesidad de alcanzar un rápido acuerdo obedece a que en la
primera semana de setiembre la Argentina deberá hacer frente a un
vencimiento por casi 2.900 millones de dólares con el organismo de
crédito.

Además, la intención del ministro de Economía, Roberto Lavagna,
es que la Argentina pueda exhibir la firma de un entendimiento de
mediano plazo -tres años- durante la asamblea del FMI que se
realizará en Dubai, entre el 23 y 24 de setiembre.

Sin embargo, pese a las señales positivas desde el exterior,
aún existen algunos obstáculos para sellar un acuerdo de mediano
plazo.

En tal sentido, el Gobierno intenta acelerar los tiempos para
que el Congreso apruebe una serie de leyes que viene reclamando el
organismo internacional.

Uno de ellos está vinculado con el tema de recomposición en las
tarifas de servicios públicos y otro con las compensaciones a los
bancos por la pesificación asimétrica de depósitos y créditos.
Para agilizar el trámite parlamentario de estos temas, el
titular del Palacio de Hacienda concurrirá mañana al Congreso para
participar de una reunión plenaria con los legisladores del bloque
oficialista.

Además, el FMI le reclama a la Argentina que aumente su pauta
de supéravit de 2,5 por ciento este año a 4 por ciento el próximo,
aunque el Gobierno no está dispuesto a sucribir un crecimiento
mayor a 3 por ciento.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades