Demócratas y republicanos atados al voto hispano

En 2012 oficialistas y opositores necesitarán el electorado de habla castellana -para definirla de algún modo- si quieren imponerse en los comicios presidenciales. Así sostienen Carleton Fiorina y Margaret Whitman, ex candidatas republicanas.

24 mayo, 2011

<p>La ex dama de hierro de Hewlett Packard y su colega est&aacute;n difundiendo por Estados Unidos un mensaje urgente: el futuro pol&iacute;tico de ambos partidos depende de los hispanos. Como dicen ellas, &ldquo;el voto latino resultar&aacute; clave&rdquo; Por su parte, H&eacute;ctor Barajas y Martin Wilson &ndash;jefes de campa&ntilde;a gubernatorial de Whitman y senatorial de Fiorina- sostiene que la escasa popularidad de estas damas fue clave en las derrotas de 2010.<br />
<br />
La cantidad de hispanos empadronados sigue aumentando en distritos tan disputados como Nuevo M&eacute;xico, Nevada, Colorado o Florida. Seg&uacute;n estiman varios consultores pol&iacute;ticos, el factor reconfigura el mapa electoral. De acuerdo con Barajas, los aspirantes republicanos que no atiendan el voto latino al trazar planes de campa&ntilde;a &ldquo;arriesgan un suicidio pol&iacute;tico&rdquo;. A ese sector, afirma Wilson, &ldquo;no le caemos nada bien, mucho menos con el auge del Tea party y su ideas sobre raza e inmigraci&oacute;n&rdquo;.<br />
<br />
Incre&iacute;blemente, los &ldquo;gur&uacute;es&rdquo; republicanos insisten en que &ldquo;buena parte del electorado hispano coincide con nuestros principios de responsabilidad tributaria&rdquo;, supone Fiorina. El a&ntilde;o pasado, 60% de latinos registrados apoy&oacute; a candidatos dem&oacute;cratas a la c&aacute;mara de representantes y apenas 38% opt&oacute; por opositores. As&iacute; indica el centro Pew de investigaciones latinas.<br />
<br />
Un problema relevante era la inmigraci&oacute;n. Un sondeo de la entidad revel&oacute; que 51% de hispanos ten&iacute;a m&aacute;s fe en la propuesta dem&oacute;crata, contra s&oacute;lo 19% inclinado hacia la republicana. Por cierto, su plataforma &ndash;volcada a la ultraderecha por el Tea party- se opone a amnist&iacute;as para residentes indocumentados (aunque porten tarjetas verdes), licencias de conductor ni otros beneficios no otorgados por leyes federales. Al rev&eacute;s, el programa dem&oacute;crata busca que los trabajadores indocumentados accedan a la ciudadan&iacute;a luego de admitir haber incumplido las leyes, paguen impuestos y aprendan ingl&eacute;s.<br />
<br />
No obstante, el r&eacute;cord de expulsiones en 2010 demuestran el fracaso de Barack Obama en encarar reformas en la materia y han reducido el respaldado hispano (y de pa&iacute;ses latinoamericanos, salvo incondicionales estilo Colombia, Per&uacute; o Centroam&eacute;rica y el Caribe). En otro plano, varios especialistas subrayan que una parte de la colectividad hispan&oacute;fona es muy conservadora en lo atinente a matrimonio homosexual y aborto, por influjo de un catolicismo preconciliar.<br />
&nbsp;</p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado