Darán ayuda humanitaria a Yugoslavia

Clinton sostuvo que la asistencia para la recuperación económica no llegará hasta que se vaya Milosevic del poder. Comenzó el repliegue del ELK. Cuatro personas murieron al explotar una mina en Pristina, capital de Kosovo.

La ayuda económica de los Estados Unidos y de la Unión Europea (UE) que será destinada a Yugoslavia tendrá como único objetivo la asistencia humanitaria, hizo saber ayer el presidente estadounidense, Bill Clinton, quien se comprometió en Bonn a unir sus esfuerzos con la UE para lograr la reconstrucción y pacificación de los Balcanes. “Ayuda humanitaria sí, pero una verdadera contribución a la reconstrucción sólo es posible con una Yugoslavia democrática”, dijo Clinton en un claro mensaje de advertencia: hasta que no se vaya el presidente Slobodan Milosevic del poder sólo habrá dinero para reconstruir los hospitales destruidos por los bombardeos aliados. Por otra parte, los rebeldes del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) comenzaron ayer a volver a sus lugares de origen, un día después de la firma del acuerdo de desmilitarización con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En Pristina, capital de Kosovo, la explosión causada por una mina antipersonal mató ayer a dos soldados de Nepal adscriptos a las fuerzas británicas de la OTAN y otros dos civiles, en una escuela de la provincia separatista. Habría más de un millón de minas en la región.

La ayuda económica de los Estados Unidos y de la Unión Europea (UE) que será destinada a Yugoslavia tendrá como único objetivo la asistencia humanitaria, hizo saber ayer el presidente estadounidense, Bill Clinton, quien se comprometió en Bonn a unir sus esfuerzos con la UE para lograr la reconstrucción y pacificación de los Balcanes. “Ayuda humanitaria sí, pero una verdadera contribución a la reconstrucción sólo es posible con una Yugoslavia democrática”, dijo Clinton en un claro mensaje de advertencia: hasta que no se vaya el presidente Slobodan Milosevic del poder sólo habrá dinero para reconstruir los hospitales destruidos por los bombardeos aliados. Por otra parte, los rebeldes del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) comenzaron ayer a volver a sus lugares de origen, un día después de la firma del acuerdo de desmilitarización con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En Pristina, capital de Kosovo, la explosión causada por una mina antipersonal mató ayer a dos soldados de Nepal adscriptos a las fuerzas británicas de la OTAN y otros dos civiles, en una escuela de la provincia separatista. Habría más de un millón de minas en la región.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades