Crecimiento bajo y selectivo en 2013

Los diferentes sectores productivos de la economía argentina afrontan un año moderado, de bajo crecimiento, con una serie de condicionamientos cambiarios que impedirán aprovechar los factores exógenos y climáticos que hacían prever un año mejor.

La perspectiva de crecimiento que traza abeceb.com para la economía argentina este año es de un moderado 2%, heterogéneo en lo sectorial, en el que apenas se destacarán los que comparen con base baja de 2012, los que hayan avanzado por estrategias de market share o por el impacto de políticas públicas.
La coordinadora de Análisis Sectorial de la consultora, Carolina Schuff, indicó que 2013 empezó con un crecimiento menor que el esperado. Los factores exógenos y el climático son favorables, pero no van a dar el impulso que se esperaba a fines del año pasado.
A lo que agrega que el consumo interno, que es el principal pilar del modelo, también está mostrando signos de desaceleración en un contexto en que se empieza a desacelerar la generación de empleo, se atrasaron las paritarias y que hay mayor propensión al ahorro.
En su análisis, determina que a nivel sectorial son pocos los ganadores en esta etapa. Y más los que empiezan a mantener o ver reducidos sus márgenes de rentabilidad.
Enumera que desde el punto de vista del sector agropecuario, el clima dio pie a una buena campaña 2012/13, que va a permitir un favorable incremental en términos de toneladas, lo cual jugará a favor en las ventas de agroquímicos y maquinaria agrícola.
Y subraya el tema del atesoramiento, sobre todo en el campo de la soja, que puede que impacte más que nada en las exportaciones de granos, mientras que la molienda para la producción de harina y aceite todavía se mantiene favorable.
Señala la economista que en el caso de las economías regionales, el NOA y el NEA, por ejemplo, aún hay signos de sequía y también ha habido impactos de helada, lo que redujo las estimaciones iniciales de las cosechas.
En estos casos se apunta a dinamizar el sector interno, dado que en las exportaciones los costos impactan sobre la rentabilidad.
Pone de relieve que el principal ganador de la industria es el automotor, ya que empezó 2013 con un buen incremental en la producción, sostenido por la demanda brasileña y el consumo interno, que sigue abocado al consumo de bienes durables. 
Espera que para lo que queda de 2013 el sector finalice con un incremento de 10,5% en la producción. 
Manifiesta dudas en la construcción, ya que 2013 arrancó con mucha volatilidad y se empezaron a ver algunos signos positivos a partir de febrero. 
Pero para Schuff el principal problema seguirá siendo el impacto del cepo cambiario y la brecha sobre la determinación de los precios de los inmuebles, sobre todo los usados.
Admite que la expectativa está puesta sobre los Cedin, pero aún no los visualiza como soluciones para ese problema.
Desde el punto de vista del sector público, con las elecciones de octubre como norte, prevé que se procure aumentar el gasto en obra pública, si bien alerta que tanto el gobierno nacional como los provinciales tienen menos margen para fogonear este instrumento.
Señala al retail como la gran sorpresa del 2013, y que tanto en las estadísticas en las ventas de shopping como de supermercados, inclusive de electrodomésticos, empezaron a mostrar una desaceleración en este año. 
Da como el principal ganador del año a los patentamientos de autos, que arrancaron muy fuerte.
Según abeceb.com se marcha hacia una economía más cerrada desde lo macro y con mayor intervencionismo en lo micro
La inflación en dólares con atraso cambiario coloca en el centro de la escena a las industrias protegidas, a los insumos importados y a la inversión en bienes de capital.
De este modo, prevé que se profundizará el modelo de intervención sobre la marcha mediante:
Restricciones a las importaciones. No aflojarán a menos que se registren precios monopólicos.
Se irá de enfoque por sector a enfoque por empresa.
Habrá compromisos de empleo, inversiones y exportación.
También avizora una intervención en el mercado cambiario e indefiniciones en la formación de precios, fundamentalmente en la construcción/inmobiliario, commodities agro, inversión extranjera directa, turismo y sector financiero.
De resultas de esta situación determina que existe un incentivo a posicionamiento en activos en dólares en razón de:
Presiones para exportar sin incentivos.
Imposibilidad de remisión de utilidades.
Mercado cambiario paralelo.
En cuanto a los bienes de consumo masivo, retail/sector financiero, energía y difundidos, la perspectiva apunta al control de precios, congelamiento en supermercados, tarjeta supercard, diferenciación entre productos Premium y básicos, tarifas congeladas hasta las elecciones.
 
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades