Conocimiento: tercer complejo exportador

Según un relevamiento de Litebox - especializada en servicios de diseño y desarrollo de productos digitales-, los servicios más demandados por las empresas actualmente para impulsar el crecimiento de sus negocios incluyen el desarrollo a medida, el diseño de productos y el branding.

18 abril, 2023

De acuerdo con cifras del Ministerio de Desarrollo Productivo de Argentina, se espera que la llamada “economía del conocimiento”, exporte US$ 10 mil millones en 2023 y se consolide como tercer complejo exportador del país.

“Muchas empresas buscan optimizar sus procesos y mejorar su rendimiento a través de soluciones tecnológicas específicas. Es por eso que tienen alta demanda todas las soluciones de desarrollo a medida. En lo que hace al diseño de producto, la prioridad es crear soluciones digitales atractivas, funcionales y adaptadas a las necesidades del usuario final. Y el servicio de branding ayuda a posicionar y consolidar la marca en la mente de los consumidores, generando un mayor impacto y reconocimiento en el mercado”, explica Guillermo Gonzalez Aleman, CEO y fundador de Litebox.
Según Litebox, los costos para iniciar el desarrollo de un producto digital pueden oscilar entre los US$ 20 y 30 mil, dependiendo de factores como la necesidad de branding previo, la investigación de mercado y usuarios (discovery) o la naturaleza del producto (digital o marketing site).
Desde Litebox explican a su vez que hay tres tipos de productos que hoy se llevan todas las miradas para los desarrolladores de soluciones digitales: Marketing Sites, Web Apps y Mobile Apps. “Los tiempos de estos desarrollos varían según las funcionalidades específicas que se requieran. Sin embargo, como recomendación general, sugerimos optar por un enfoque de MVP (Producto Mínimo Viable) para lanzar una versión inicial funcional en el menor tiempo posible y obtener feedback de los usuarios. Siempre se busca que la primera puesta en producción no tome más de 3 meses, para después poder ajustar el producto con agilidad”, detalla Gonzalez Aleman.

Inteligencia artificial, gran protagonista

En el diseño UX/UI de interfaces, la Inteligencia Artificial (IA) y las soluciones basadas en chatbots y asistentes virtuales se han convertido en una de las principales tendencias y demandas. La IA y el aprendizaje automático posibilitan la creación de interfaces conversacionales que pueden comprender y procesar el lenguaje natural de los usuarios, mejorando significativamente su experiencia. “Se espera que esta tendencia siga en crecimiento y que la IA siga revolucionando la forma en que interactuamos con las interfaces y los sistemas en el futuro cercano”, agrega el fundador de Litebox.

Accesibilidad e inclusión, principales

La inclusión y la accesibilidad son dos de los principales desafíos a los que se enfrentan hoy los diseñadores UX/UI al entablar un nuevo proyecto. Es necesario garantizar que las interfaces sean accesibles para todas las personas, independientemente de sus capacidades físicas o cognitivas, lo que requiere un diseño inclusivo que tenga en cuenta las necesidades de todos los usuarios. Existen procesos y herramientas específicas en el mercado para abordar estos desafíos, como por ejemplo, el user flow y el benchmarking, que permiten entender el comportamiento de los usuarios y detectar oportunidades de mejora en la interfaz.
El discovery y el research profundizan en las necesidades y expectativas de los usuarios, lo que facilita la toma de decisiones en cuanto a diseño y funcionalidad. Por otro lado, el user testing permite evaluar la eficacia de la solución y detectar posibles problemas antes de su lanzamiento.
Otro de los principales retos que afrontará la industria en los próximos años es la rápida adopción de nuevas tecnologías. Esto significa que las empresas deberán estar preparadas para adaptarse constantemente y mantenerse actualizadas para seguir siendo competitivas. Además, otro desafío importante es el aumento de la demanda de soluciones rápidas y accesibles para la creación de aplicaciones y sitios web, lo que ha impulsado la movida No Code o Low Code.
“El trabajo en equipo es esencial para lograr resultados exitosos en cualquier proyecto. Además, contamos con una capa de calidad (delivery) en donde no hay ninguna persona de Litebox asignada sola a un proyecto, sino que siempre están soportados por un equipo multidisciplinario que incluye un Project Manager, un QA y un líder técnico o de diseño según el caso, lo que garantiza un alto nivel de calidad en nuestros entregables”, finaliza Gonzalez Aleman.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades