Cómo se bajará el gasto público

De la Rúa rechaza una rebaja masiva de sueldos estatales. Problemas políticos y jurídicos. Alternativa: aumentar aportes jubilatorios. La decisión final podría demorarse hasta la semana entrante.

23 mayo, 2000

Problemas de índole política y legal obligan a analizar prolijamente la estructura del ajuste que aplicará el gobierno para reducir el gasto fiscal.

Para cumplir con las metas fijadas por el FMI, las medidas que se barajan incluyen la rebaja de los salarios de la administración pública, un programa de retiros voluntarios, la eliminación de organismos del Estado y la anulación de diversos contratos.

El tema más espinoso tiene que ver con las formas con que se logrará la reducción del presupuesto salarial. El ex Presidente Menem se vio compelido por acción de la justicia a perder todos los juicios iniciados por empleados afectados por una disposición similar durante su gobierno.

En el ministerio de Economía se analizaban dos alternativas:
1. Aumentar los aportes jubilatorios a los empleados de las administraciones de la Nación y de las provincias como medio indirecto de reducir el peso financiero del fisco, al obtener mayor ingreso por esa vía. Serían siete puntos sobre las contribuciones actuales – promedian 11% – en los sueldos mayores de $ 1.000.

2. Afectar con una rebaja de 15% las remuneraciones de los funcionarios de mayor jerarquía, los que serían menos tentados a pleitear con el Estado.

Será el primer magistrado quien tendrá la última palabra; según su estilo cauteloso y prudente, se tomaría el resto de la semana , teniendo en cuenta el feriado del 25, para adoptar una resolución definitiva. Quiere tener una respuesta clara para explicar a la misión del Fondo Monetario Internacional de qué manera reducirá el gasto público en $ 600 millones.

Problemas de índole política y legal obligan a analizar prolijamente la estructura del ajuste que aplicará el gobierno para reducir el gasto fiscal.

Para cumplir con las metas fijadas por el FMI, las medidas que se barajan incluyen la rebaja de los salarios de la administración pública, un programa de retiros voluntarios, la eliminación de organismos del Estado y la anulación de diversos contratos.

El tema más espinoso tiene que ver con las formas con que se logrará la reducción del presupuesto salarial. El ex Presidente Menem se vio compelido por acción de la justicia a perder todos los juicios iniciados por empleados afectados por una disposición similar durante su gobierno.

En el ministerio de Economía se analizaban dos alternativas:
1. Aumentar los aportes jubilatorios a los empleados de las administraciones de la Nación y de las provincias como medio indirecto de reducir el peso financiero del fisco, al obtener mayor ingreso por esa vía. Serían siete puntos sobre las contribuciones actuales – promedian 11% – en los sueldos mayores de $ 1.000.

2. Afectar con una rebaja de 15% las remuneraciones de los funcionarios de mayor jerarquía, los que serían menos tentados a pleitear con el Estado.

Será el primer magistrado quien tendrá la última palabra; según su estilo cauteloso y prudente, se tomaría el resto de la semana , teniendo en cuenta el feriado del 25, para adoptar una resolución definitiva. Quiere tener una respuesta clara para explicar a la misión del Fondo Monetario Internacional de qué manera reducirá el gasto público en $ 600 millones.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades