China tiene un sueño

El flamante presidente de China Xi Jinping inauguró su gobierno prometiendo hacer realidad “el sueño chino” del rejuvenecimiento nacional. Esa visión será la filosofía que guíe el nuevo liderazgo durante los próximos cinco años. 

La sesión anual del Congreso Nacional Popular de China terminó el domingo con una promesa del gobierno al país de 1.300 millones de personas de hacer todos los esfuerzos posibles para realizar el sueño chino. 
Esa frase dio la vuelta al globo por su gran significación para el mundo entero.  El “sueño chino” que plantea el presidente es crear una sociedad moderadamente próspera y realizar el rejuvenecimiento nacional sosteniendo crecimiento mediante reformas profundas y transformación del patrón de crecimiento. Es un sueño de fortaleza y prosperidad nacional y de felicidad para la gente. Para hacer realidad el “sueño chino”, el país debe seguir su propio camino, que consiste en socialismo con características chinas, dijo Xi. 
Kwame Owino, director del Instituto de Asuntos Económicos de Kenia, dijo que el sueño chino tiene como prioridad elevar el bienestar de la gente y es un nuevo patrón de desarrollo que merece  ser imitado. 

El nuevo gobierno ha prometido duplicar el PBI per capita y el ingreso personal para 2020 en comparación con 2010 y fija la meta de crecimiento anual en 7,5% para los próximos años. 

Esa meta de crecimiento ha logrado la aprobación de la comunidad económica internacional. El Wall Street Journal calificó el objetivo de crecimiento como “moderado” mientras un diario japonés dijo que el gobierno chino está buscando un crecimiento sostenido de alta calidad tendiente a mejorar las condiciones de vida de la población. 
Lo que más impresiona al mundo es el giro en la estrategia económica porque ese cambio generaría nuevas oportunidades para el resto del mundo. El nuevo liderazgo chino ha prometido continuar profundizando las reformas y pasar de un crecimiento impulsado por la inversión a uno impulsado por el consumo. Eso ampliaría el mercado para productos y servicios de Estados Unidos. 

En un discurso de 25 minutos, el presidente pidió a los 1.370 millones de chinos que tengan en cuenta la misión, que se unan en una fuerza invencible con sabiduría y poder.  “Todos los chinos merecen iguales oportunidades para disfrutar de una vida próspera, ver que sus sueños se hacen realidad y beneficiarse juntos del desarrollo del país”, dijo. 
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades