China invertirá US$ 50.000 millones en obras en Brasil

El Primer Ministro Li Keqiang partió de Beijing en gira oficial a cuatro paìses latinoamericanos. Hoy llega a Brasil y luego visitará Colombia, Perú y Chile para realilzar una serie de reuniones económicas y comerciales.

El Ministerio de Comercio de China ha dicho que Li analizará profundizar la cooperación en cambios que incluyen industria y tecnología, desarrollo de infraestructura, acuerdos de libre comercio, capacitación de recursos humanos y apoyo financiero. Con Brasil la idea es firmar una larga serie de acuerdos para estrechar los lazos económicos.

 

 

Prioridades en la agenda son la cooperación en capacidad de producción e inversión. Li Jinzhang ha dicho que China intenta cambiar su modelo e desarrollo y hacer un mejor uso de su estructura económica y que la reestructuración económica de Brasil ha creado nuevos desafíos y oportunidades para la cooperación bilateral económica y comercial.

La presidente brasileña Dilma Rousseff ha dicho que espera que las inversiones chinas la ayuden a actualizar los ferrocarriles, autopistas, puertos y aeropuertos. Ambos mandatarios revisarán un estudio conjunto de viabilidad para una propuesta de línea férrea que una la costa atlántica brasileña con la costa peruana en el Pacífico.

El proyecto, que implica el tendido de más 4.000 km de vías férreas, fue anunciado en julio del año pasado durante la visita del presidente Xi Linping a Sudamérica. Los tres países firmaron un acuerdo en Beijing a finales del año pasado para explorar las posibilidades del proyecto, conocido como el Twin Ocean Railroad Connection.

En Rio de Janeiro, la otra ciudad que visitará Li además de Brasilia, las redes de subterráneos y trenes se están modernizando con la compra de productos chinos.

China y Brasil son miembros del Nuevo Banco de Desarrollo, antes conocido como el Banco de Desarrollo BRICS, que fue formado para fomentar la cooperación entre los cinco principales mercados emergentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Brasil es además el único país latinoamericano que podría ser miembro fundador del Banco Asiático para Inversiones de Infraestructura que propone China.

La más grande nación de América latina se ha convertido también en el principal destino para las inversiones chinas, que llegaron a los US$ 18.900 millones en el país el año pasado. Las inversiones se han diversificado hacia energía, minería, transmisión de energía, manufactura, banca, agricultura y venta por mayor y menor.

Las inversiones chinas en Brasil, si bien relativamente pequeñas, muestran una buena tendencia al crecimiento, dijo Li a la prensa local.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades