China, el gran inversor en EE.UU

Mientras Donald Trump despotrica contra la globalización China invierte en EEUU

 No es el único país que invierte en Estados Unidos. Pero todos los recién llegados se preguntan si encontrarán un clima favorable a sus negocios más allá de levantar fábricas y crear nuevas fuentes de empleo.

Solamente el año pasado, los inversionistas chinos aportaron US$ 46 mil millones en inversión extranjera directa. Más de tres veces los US$ 15 mil millones del año 2015. Las empresas chinas instaladas en la Unión emplean, en conjunto, a 140.000 empleados estadounidenses en su inmensa mayoría, nueve veces la cifra de 2009.

Entre tanto, el gobierno de Trump se retiró del Tratado del Pacífico y promete revisar a fondo el NAFTA (con México y Canadá), y ordena “comprar americano”. Sin embargo la mayor proporción de actividad en los negocios viene precisamente de la denostada y acusada globalización. Se estima que los empleadores extranjeros dan trabajo a 18,5% de la fuerza laboral industrial en Estados Unidos, según cálculos del Brookings Institution.

Tratado Comercial NAFTA

Los empresarios chinos se quejan de que en EE.UU se trabaja menos que en su país (2.200 horas anuales promedio, contra 1970 en territorio estadounidense). Los obreros también tienen agravios: las empresas chinas –sostienen- operan con estándares diferentes a los locales, y el personal recibe un pobre tratamiento.

El salario que se paga a un obrero industrial por una hora de trabajo en China es de US$ 12,47, mientras que en Estados Unidos es de US$ 22,32 según datos del Boston Consulting Group.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades