China busca estimular el consumo

Mientras cae la demanda de exportaciones y se enfrían las operaciones inmobiliarias, China busca que los consumidores compénsenlas pérdidas. Pero la desaceleración del crecimiento del país va a complicar el panorama.

La economía creció 7,3% en el último trimestre de 2014 y 7,4% en todo el año, según cifras nacionales.  Si bien son cifras de crecimiento que muchos países envidiarían, son inferiores a la tema de 7,55 que se había fijado el gobierno para el año.

 

China no está acostumbrada a una economía lenta, pues en las últimas décadas se expandió notablemente de año a año.  La última vez que el crecimiento anual cayó por debajo de 7,5% fue en 1990, después de la masacre de Tiananmen.

 

Pero los consumidores podrían no responder si aumenta el desempleo y pierden confianza en la dirección de la economía. La estabilidad del mercado inmobiliario también es importante porque las familias tienen la mayor parte de sus haberes ligados a sus hogares. La reciente volatilidad del mercado de valores, que tanto atrajo a muchos inversores, podría debilitar aún más esa confianza.  “En una economía en desaceleración la gente comienza a preocuparse por su empleo, y esa incertidumbre afecta el consumo de la gente”, dijo Liu Li-Gang, economista que trabaja en el banco ANZ.

 

Hasta ahora, el consumo privado, que representa 36% del PBI, viene creciendo a tasas aceptables. El crecimiento de las ventas, si bien se está desacelerando, creció 12% en 2014, con una altísima demanda por productos tecnológicos como el iPhone.

 

Pero muchos artículos suntuarios, junto con los sectores de entretenimiento y servicios, están sufriendo el ataque del presidente Xi Jinping a la corrupción: menos personas compran regalos caros para los funcionarios.

 

Más recientemente, algunas empresas del mercado masivo han comenzado a mostrar bolsones de debilidades. Una es la fabricante de cerveza SABMiller, cuyas ventas cayeron. Otra es Lenovo. Unilever tuvo su primer traspié en el mercado.

 

Si esto significa un tropezón pasajero o un problema de largo alcance dependerá en parte de la habilidad de china para implementar reformas que fomenten el consumo y fortalezcan el ingreso. Los consumidores son una pieza clave para desentrañar este problema,

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades