Chile frena compra de carne

La autoridades sanitarias del país, anunciaron que no permitirán el ingreso de carne entrerriana. Estudian suspender las importaciones de todo el país.

Cuando la Argentina festejaba el final de la aftosa –y las posibilidades comerciales que esto significaba–, la sombra de aquél mal volvió a cubrir de dudas al campo. Desde Paraguay, llegaron animales con carga viral positiva, pero –además– se habla de la existencia de algunos focos de aftosa en provincias que no recibieron animales de aquél país.

Luego de la decisión de Estados Unidos y Canadá, Chile anunció que también se unirá a la lista de países que han suspendido o limitado sus compras de carnes a la Argentina.

El país trasandino es el cuarto cliente, en importancia para la Argentina. Las exportaciones de carnes y menudencias vacunas a Chile representan un ingreso de US$ 75 millones anuales –50% del total importado por la vecina Nación–.

El gobierno intenta acelerar los tiempos; el fin de semana se establecieron contactos con los gobernadores de las provincias ganaderas, creando el Comité de Seguimiento Sanitario. Se ha suspendido el traslado de hacienda en todo el país, excepto la destinada a faena para el consumo interno –ya que la aftosa no trae aparejadas complicaciones para los humanos–.

En cuanto a la decisión de los Estados Unidos, desde la embajada argentina en ese país, se sostiene que la suspensión de compras regiría sólo por 30 días, aunque algunos exportadores suponen que se resentirán las relaciones comerciales.

La expectativa del sector pecuario se centra, también, en la Unión Europea, que compra carne argentina por US$ 350 millones.

Cuando la Argentina festejaba el final de la aftosa –y las posibilidades comerciales que esto significaba–, la sombra de aquél mal volvió a cubrir de dudas al campo. Desde Paraguay, llegaron animales con carga viral positiva, pero –además– se habla de la existencia de algunos focos de aftosa en provincias que no recibieron animales de aquél país.

Luego de la decisión de Estados Unidos y Canadá, Chile anunció que también se unirá a la lista de países que han suspendido o limitado sus compras de carnes a la Argentina.

El país trasandino es el cuarto cliente, en importancia para la Argentina. Las exportaciones de carnes y menudencias vacunas a Chile representan un ingreso de US$ 75 millones anuales –50% del total importado por la vecina Nación–.

El gobierno intenta acelerar los tiempos; el fin de semana se establecieron contactos con los gobernadores de las provincias ganaderas, creando el Comité de Seguimiento Sanitario. Se ha suspendido el traslado de hacienda en todo el país, excepto la destinada a faena para el consumo interno –ya que la aftosa no trae aparejadas complicaciones para los humanos–.

En cuanto a la decisión de los Estados Unidos, desde la embajada argentina en ese país, se sostiene que la suspensión de compras regiría sólo por 30 días, aunque algunos exportadores suponen que se resentirán las relaciones comerciales.

La expectativa del sector pecuario se centra, también, en la Unión Europea, que compra carne argentina por US$ 350 millones.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades