Castro: “Menem es mi amigo”

Luego de la Cumbre de Río, el líder cubano dijo que el Presidente lo invitó a La Rioja, pero antes quiere que Menem vaya a La Habana. Criticó a la OTAN y predijo el fin del capitalismo.

A pesar de criticarle al presidente Carlos Menem un doble discurso que “lo lleva a comportarse diferente en público que en privado”, el líder cubano Fidel Castro sostuvo ayer, en Río de Janeiro, donde participó de la cumbre entre Latinoamérica y Europa, que el jefe de Estado argentino es “un gran amigo”. El presidente de Cuba adelantó además que podría responder afirmativamente a una invitación de Menem para que visite La Rioja, que condicionó a que antes sea el riojano quien viaje a La Habana, para participar allí de la próxima cumbre iberoamericana, que se desarrollará en noviembre. Castro aprovechó el encuentro con periodistas argentinos en el lobby de su hotel en Río para criticar la nueva estrategia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que “pretende barrer con la Carta de las Naciones Unidas y con los derechos más elementales de la soberanía de los países, la no intervención”. Luego arremetió contra su enemigo de toda la vida: el capitalismo. “El orden mundial establecido es insostenible, marcha hacia la ruina, corre a la orilla de un abismo muy profundo. Y no tiene salvación posible”, advirtió Castro.

A pesar de criticarle al presidente Carlos Menem un doble discurso que “lo lleva a comportarse diferente en público que en privado”, el líder cubano Fidel Castro sostuvo ayer, en Río de Janeiro, donde participó de la cumbre entre Latinoamérica y Europa, que el jefe de Estado argentino es “un gran amigo”. El presidente de Cuba adelantó además que podría responder afirmativamente a una invitación de Menem para que visite La Rioja, que condicionó a que antes sea el riojano quien viaje a La Habana, para participar allí de la próxima cumbre iberoamericana, que se desarrollará en noviembre. Castro aprovechó el encuentro con periodistas argentinos en el lobby de su hotel en Río para criticar la nueva estrategia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que “pretende barrer con la Carta de las Naciones Unidas y con los derechos más elementales de la soberanía de los países, la no intervención”. Luego arremetió contra su enemigo de toda la vida: el capitalismo. “El orden mundial establecido es insostenible, marcha hacia la ruina, corre a la orilla de un abismo muy profundo. Y no tiene salvación posible”, advirtió Castro.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades