Caso Olivera: repercusiones

El ex militar detenido en Italia negó los cargos en su contra. Se acelera extradición a Francia. Dirigentes de la UCR adoptan posturas encontradas frente al tema.

El caso del militar retirado, Jorge Olivera, ha convocado la polémica de gran parte de la sociedad argentina. En parte, porque se mezclan dos momentos históricos muy trascendentes y dolorosos para la historia del país : el proceso militar y la guerra por las Islas Malvinas; Olivera fue detenido, por su presunta vinculación con la desaparición de Marianne Erize, mientras presentaba la causa judicial contra el gobierno británico por el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano.

Por otro lado, se produce una colisión entre dos principios: la defensa y vigencia plena de los derechos humanos –que trasciende fronteras– y el principio de soberanía jurídica –imprescindible para cualquier país–.

En este difícil contexto, y ante la decisión del gobierno argentino de no intervenir, comienzan a surgir diversas voces. Ayer, fueron dos representantes de la UCR quienes mostraron posiciones encontradas. Para el ex presidente –Raúl Alfonsín– es una “alegría que los represores tengan problemas”, en cambio quien fuera su ministro de Defensa –actual diputado nacional, Horacio Jaunarena– sostuvo que “sería saludable que el gobierno se pronunciara como lo hizo cuando se produjo la detención de Pinochet en Londres”. En aquel momento, Carlos Menem rescató el derecho de Chile a mantener su soberanía jurídica y juzgar a Pinochet en su territorio.

Mientras tanto, el mayor ( R) Olivera, continúa en la cárcel de Regina Coeli y rechazó ser extraditado a Francia. Más allá de este trámite formal, la extradición se acelera y Olivera deberá enfrentarse el juez francés Roger Le Loire quien reclamó a Paraguay la remisión de varios militares acusados de violar los derechos humanos durante la dictadura de Alfredo Stroessner.

Olivera, será seguramente, un caso testigo que llamará a la reflexión y la disputa. Hay varios principios fundamentales en juego y, quien desee tomar una postura definida, deberá optar por unos, lo que implicará rechazar algunos otros. La tarea no es fácil.

Lic. María Valeria Ceron

El caso del militar retirado, Jorge Olivera, ha convocado la polémica de gran parte de la sociedad argentina. En parte, porque se mezclan dos momentos históricos muy trascendentes y dolorosos para la historia del país : el proceso militar y la guerra por las Islas Malvinas; Olivera fue detenido, por su presunta vinculación con la desaparición de Marianne Erize, mientras presentaba la causa judicial contra el gobierno británico por el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano.

Por otro lado, se produce una colisión entre dos principios: la defensa y vigencia plena de los derechos humanos –que trasciende fronteras– y el principio de soberanía jurídica –imprescindible para cualquier país–.

En este difícil contexto, y ante la decisión del gobierno argentino de no intervenir, comienzan a surgir diversas voces. Ayer, fueron dos representantes de la UCR quienes mostraron posiciones encontradas. Para el ex presidente –Raúl Alfonsín– es una “alegría que los represores tengan problemas”, en cambio quien fuera su ministro de Defensa –actual diputado nacional, Horacio Jaunarena– sostuvo que “sería saludable que el gobierno se pronunciara como lo hizo cuando se produjo la detención de Pinochet en Londres”. En aquel momento, Carlos Menem rescató el derecho de Chile a mantener su soberanía jurídica y juzgar a Pinochet en su territorio.

Mientras tanto, el mayor ( R) Olivera, continúa en la cárcel de Regina Coeli y rechazó ser extraditado a Francia. Más allá de este trámite formal, la extradición se acelera y Olivera deberá enfrentarse el juez francés Roger Le Loire quien reclamó a Paraguay la remisión de varios militares acusados de violar los derechos humanos durante la dictadura de Alfredo Stroessner.

Olivera, será seguramente, un caso testigo que llamará a la reflexión y la disputa. Hay varios principios fundamentales en juego y, quien desee tomar una postura definida, deberá optar por unos, lo que implicará rechazar algunos otros. La tarea no es fácil.

Lic. María Valeria Ceron

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades