Capital federal y Neuquén ¿marcan el declive kirchnerista?

En la provincia del Comahue, el sapagismo obtuvo 47% -contra apenas 30% del kirchnerismo-, o sea más que el macrismo en la metrópoli (45%). Ahora, algunos estrategas presidenciales buscan cómo eludir una segunda vuelta, que puede ser peor.

Probablemente, la recidiva inflacionaria, escándalos como el de Skanska (salìcó a Julio de Vido, operador clave de Néstor Kirchner) o la selección del pálido Daniel Filmus marquen el punto crítico de un estilo demasiado apoyado en el unicato de un pequeño grupo. Además, proveniente de Santa Cruz, una provincia poco poblada y con rasgos feudales.

Ahora, el problema es la segunda vuelta (“ballottage” no es palabra castellana). Quienes rodean a Cristina Kirchner, presunta delfina de su esposo, no lo desean. Sospechan que Mauricio Macri -un diputado que percibió dieta sin ocupar la banca- no tiene capital político real, sino que funciona como emblema de la vieja resistencia capitalina a gente proveniente de provincias chicas (los Ménem, los Kirchner) y con resabios peronistas.

Por otra parte, en Argentina y otros países de la región casi no hay casos de que triunfadores en primera vuelta por más de 40% pierdan la segunda. “Arriesgarla equivaldría a inflar más el caudal de Macri. Una cosa es hacerle oposición a quien tiene 45% y otra, muy distinta, pelearle a uno con 57% o más del voto”, observaban analistas en Montevideo y San Pablo.

Existen además componentes sueltos bastante impredictibles. Por ejemplo, la inesperadamente buena elección de Aníbal Ibarra, que desvirtúa el “mito de Cromañón” (¿levantará Macri el absurdo “santuario” en Once?). Tampoco debe descartarse un pase masivo de votos entre Jorge Tellerman –víctima de las intrigas K- y Macri. En resumen, los resultados del domingo en Neuquén y Capital federal apuntan a un 2007 más difícil para los operadores presidenciales. Hay distritos tan riesgosos como Santa Fe, Córdoba y la propia Buenos Aires (¿cuál es el atractivo electoral de Daniel, salvo la falta de oposición seria?).

Probablemente, la recidiva inflacionaria, escándalos como el de Skanska (salìcó a Julio de Vido, operador clave de Néstor Kirchner) o la selección del pálido Daniel Filmus marquen el punto crítico de un estilo demasiado apoyado en el unicato de un pequeño grupo. Además, proveniente de Santa Cruz, una provincia poco poblada y con rasgos feudales.

Ahora, el problema es la segunda vuelta (“ballottage” no es palabra castellana). Quienes rodean a Cristina Kirchner, presunta delfina de su esposo, no lo desean. Sospechan que Mauricio Macri -un diputado que percibió dieta sin ocupar la banca- no tiene capital político real, sino que funciona como emblema de la vieja resistencia capitalina a gente proveniente de provincias chicas (los Ménem, los Kirchner) y con resabios peronistas.

Por otra parte, en Argentina y otros países de la región casi no hay casos de que triunfadores en primera vuelta por más de 40% pierdan la segunda. “Arriesgarla equivaldría a inflar más el caudal de Macri. Una cosa es hacerle oposición a quien tiene 45% y otra, muy distinta, pelearle a uno con 57% o más del voto”, observaban analistas en Montevideo y San Pablo.

Existen además componentes sueltos bastante impredictibles. Por ejemplo, la inesperadamente buena elección de Aníbal Ibarra, que desvirtúa el “mito de Cromañón” (¿levantará Macri el absurdo “santuario” en Once?). Tampoco debe descartarse un pase masivo de votos entre Jorge Tellerman –víctima de las intrigas K- y Macri. En resumen, los resultados del domingo en Neuquén y Capital federal apuntan a un 2007 más difícil para los operadores presidenciales. Hay distritos tan riesgosos como Santa Fe, Córdoba y la propia Buenos Aires (¿cuál es el atractivo electoral de Daniel, salvo la falta de oposición seria?).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades