Bocco: “el Gobierno retomó la iniciativaâ€

El exdirector del Banco Central y del Banco Ciudad y expresidente del BICE, Arnaldo Bocco, destacó el profundo cambio en la actividad de los mercados desde enero y una aproximación de inversores externos.

 El economista disertó en el primer desayuno de capacitación y actualizaciónorganizado en Buenos Aires por la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG) y ponderó el apoyo de Estados Unidos a la postura de la Argentina en la causa contra los fondos buitre, lo mismo que las negociaciones para lograr un acuerdo con el Club de París en no más de 180 días.

 

Asimismo, analizó que “la actividad de los mercados vive un cambio muy profundo desde enero e incluso están llegando al país muchos inversores de bancos internacionales que vienen con apetito de compras de bonos argentinos o acciones de empresas”.

 

Tras reconocer que desde el segundo semestre del año pasado se observa una fuerte desaceleración e incluso una caída de la actividad industrial, señaló que, luego un brusco ajuste y una devaluación del 33%, se está frente a una situación de estabilidad cambiaria. E indicó que el compromiso del gobierno sería el de mantener una inflación 2 o 3% menor que la del año pasado.

 

Al hablar sobre la actualidad y perspectivas de la economía argentina, el especialista repasó además las medidas del Banco Central: la devaluación y la suba de las tasas de interés, el freno al drenaje de reservas, un relajamiento del cepo cambiario, los límites a las tenencias de dólares de los bancos, y las presiones a las cerealeras para liquidar divisas.

 

“De esta forma, lentamente vamos camino al objetivo de la entidad, situado en recuperar las reservas y llegar a 30.000 millones de dólares, cuando hoy ya estamos rondando los 27.000 millones”, destacó.

 

Agregó que, mientras tanto, el Ministerio de Economía busca acuerdos internacionales como en los casos de Repsol, el acercamiento al Club de Paris, o el avance con los holdouts, además de intentar una nueva versión de controles con “precios cuidados”, y el reconocimiento de la inflación. En ese sentido, advirtió que el déficit fiscal primario ya llega al 3 por ciento del PBI y los subsidios, al 5 por ciento.

 

En cuanto a las perspectivas, señaló que espera “un año con 54 millones de toneladas de soja, con un crecimiento previsto entre el 0,6 y 1 por ciento del PBI”.

 

Además se ilusionó con cuentas fiscales más ordenadas para fin de año. De hecho, prevé un escenario de salida lenta de la crisis del 2013, no un escenario de catástrofe. Y un crecimiento del 2 por ciento para el 2015.

 

Con respecto a la inflación, el economista estima que rondará entre el 30 y el 33 por ciento. También vaticina que el dólar a fin de año estará “debajo de los 10 pesos”, aunque “según cómo se reconstruyan las reservas”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades