Big Ben, detén tu camino

Con los políticos perdidos como nunca muchos británicos piden cesar el Brexit.

El aplastante rechazo por parte del Parlamento británico a la propuesta de Theresa May para el Brexit no sorprendió a nadie. Sin embargo, a pesar de que era predecible y esperado, la dimensión de la derrota fue apabullante.

Ella fue humillada por el Parlamento pero la mayoría de los habitantes sienten que todo el proceso del Brexit fue humillándolos cada vez más hasta que el peso de esa humillación dejó al país de rodillas.

El Financial Times ilustra hoy la columna de opinión de Philip Stephens con Theresa May a punto de ahogarse rodeada en el agua por los fragmentos del papel de su acuerdo. En circunstancias normales, dice Stephens, la Primera Ministro ya estaría haciendo las maletas, pero estas no son circunstancias normales. Su plan fue descuartizado por las cámaras, pero ella ganó el voto de no confianza propuesto por el jefe de la oposición laborista, Jeremy Corbyn.

Corbyn no quiere un segundo referéndum. Para él el Brexit no es importante porque su gran ambición es volver a crear el socialismo de antaño. El Parlamento cree que ha tomado el control, pero en ninguna de las dos cámaras hay consenso sobre el camino a seguir.

Para el columnista – y para una considerable parte de la población – la prioridad número uno, y urgentísima, es que la Primera Ministro prometa impedir que Gran Bretaña se salga de la Unión Europea. La primera medida, solicitar a los 27 miembros de la UE que detengan el reloj.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades