Bienes del Estado por depósitos

El presidente Eduardo Duhalde insistió en que los ahorristas puedan adquirir "bienes ociosos" del Estado con sus depósitos reprogramados, y anticipó que en breve contará con un estudio detallado para avanzar en una decisión definitiva.

“He solicitado un estudio, y al regreso de España voy a tener
ya un cuadro bien detallado”, indicó Duhalde, quien destacó la
necesidad de que los depósitos “atrapados” en el “corralito”
bancario no pierdan su valor.

El jefe de Estado, en declaraciones radiales formuladas esta
mañana, insistió en que “sería justo” que los ahorristas “pudieran
con esos bonos, al precio 100 por 100 de su valor, comprar bienes
del Estado”.

Duhalde indicó que existen por ejemplo “bienes ferroviarios” en
poder del Estado que podrían ser vendidos, y advirtió, en sentido
contrario, que hay propiedades que son “indisponibles”, como los
Parques Nacionales.

También dio a entender que aunque el titular del depósito “no
quiera comprar” binees del Estado, “otra persona puede comprar” el
certificado de plazo fijo, o el bono que se emita, y “a su vez
hacer la operación”.

De todos modos, destacó que la idea de la venta de activos del
Estado “simplemente es una posibilidad, en un menú de
posibilidades que tenemos que darle a los ahorristas para que no
se vaya a devaluar el instrumento de crédito que tienen”.

Duhalde ya había anunciado en la víspera su idea de garantizar
depósitos con bienes del Estado, que se pondrían a la venta, luego
de que fracasó el intento del Gobierno de poner en marcha el “Plan
Bono II”.

A través de ese plan, Economía planteaba la emisión de bonos
para canjearlos en forma compulsiva por los depósitos
reprogramados, pero los bancos se negaron a garantizar títulos en
dólares tal como quería el Gobierno.

En tanto, Duhalde destacó esta mañana que el Estado cuenta con
“miles de propiedades, millones de hectáreas” que podrían venderse
a través de operaciones “tipo licitación” a cambio de los
depósitos.

“Después el Estado tendría que hacer la compensación de acuerdo
con qué banco se trate ese certificado”, precisó el jefe de
Estado.

Duhalde dijo que “el Estado tiene una cantidad de bienes
ociosos, que en definitiva terminan ocupados después por la gente,
pero el Estado nunca dispone de ellos”.

El Presidente se refirió a la posibilidad de vender “los bienes
ociosos del Estado, sea que estén alquilados y otros que están en
estado de desocupación”.

En forma parlela, Duahlde advirtió que “no es nada fácil”
encontrarle una salida al tema del “corralito” financiero, y
sostuvo que se está analizando “cómo” lograrlo.

En ese sentido, Duhalde dijo que el problema es “cómo” se
soluciona el tema del corralito ya que -advirtió- “no hay
coincidencia” en “cuanta persona ha estudiado” el problema.

“Converso también con ahorristas organizados, he estado con
tres grupos varias veces reunidos. Me he reunido con bancos.
Estamos buscando la mejor de las salidas, pero no es nada fácil”,
señaló el Presidente.

Fuente: Noticias Argentinas

“He solicitado un estudio, y al regreso de España voy a tener
ya un cuadro bien detallado”, indicó Duhalde, quien destacó la
necesidad de que los depósitos “atrapados” en el “corralito”
bancario no pierdan su valor.

El jefe de Estado, en declaraciones radiales formuladas esta
mañana, insistió en que “sería justo” que los ahorristas “pudieran
con esos bonos, al precio 100 por 100 de su valor, comprar bienes
del Estado”.

Duhalde indicó que existen por ejemplo “bienes ferroviarios” en
poder del Estado que podrían ser vendidos, y advirtió, en sentido
contrario, que hay propiedades que son “indisponibles”, como los
Parques Nacionales.

También dio a entender que aunque el titular del depósito “no
quiera comprar” binees del Estado, “otra persona puede comprar” el
certificado de plazo fijo, o el bono que se emita, y “a su vez
hacer la operación”.

De todos modos, destacó que la idea de la venta de activos del
Estado “simplemente es una posibilidad, en un menú de
posibilidades que tenemos que darle a los ahorristas para que no
se vaya a devaluar el instrumento de crédito que tienen”.

Duhalde ya había anunciado en la víspera su idea de garantizar
depósitos con bienes del Estado, que se pondrían a la venta, luego
de que fracasó el intento del Gobierno de poner en marcha el “Plan
Bono II”.

A través de ese plan, Economía planteaba la emisión de bonos
para canjearlos en forma compulsiva por los depósitos
reprogramados, pero los bancos se negaron a garantizar títulos en
dólares tal como quería el Gobierno.

En tanto, Duhalde destacó esta mañana que el Estado cuenta con
“miles de propiedades, millones de hectáreas” que podrían venderse
a través de operaciones “tipo licitación” a cambio de los
depósitos.

“Después el Estado tendría que hacer la compensación de acuerdo
con qué banco se trate ese certificado”, precisó el jefe de
Estado.

Duhalde dijo que “el Estado tiene una cantidad de bienes
ociosos, que en definitiva terminan ocupados después por la gente,
pero el Estado nunca dispone de ellos”.

El Presidente se refirió a la posibilidad de vender “los bienes
ociosos del Estado, sea que estén alquilados y otros que están en
estado de desocupación”.

En forma parlela, Duahlde advirtió que “no es nada fácil”
encontrarle una salida al tema del “corralito” financiero, y
sostuvo que se está analizando “cómo” lograrlo.

En ese sentido, Duhalde dijo que el problema es “cómo” se
soluciona el tema del corralito ya que -advirtió- “no hay
coincidencia” en “cuanta persona ha estudiado” el problema.

“Converso también con ahorristas organizados, he estado con
tres grupos varias veces reunidos. Me he reunido con bancos.
Estamos buscando la mejor de las salidas, pero no es nada fácil”,
señaló el Presidente.

Fuente: Noticias Argentinas

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades