Berlusconi, involucrado en alteración de asientos contables

En un exhorto remitido a Estados Unidos, la fiscalía de Milán cita por primera vez a Silvio Berlusconi –actual jefe del gobierno italiano- como involucrado en una causa. Se trata de fraudes contables acaecidos hace siete a nueve años.

En este caso, se trata de irregularidades en la compraventa de derechos para retransmitir películas filmadas en EE.UU. por la red de radiotelevisión llamada entonces Fininvest. O sea, la actual Mediaset, el sistema multimediático controlado por Silvio Berlusconi. Los retoques de asientos y balances se produjeron en el trienio 1994-6.

Amén del primer ministro, serán indagados Fedele Confalonieri (presidente de Mediaset, por falsificación contable), Candia Camaggi (ex director de Fininvest Service, Suiza), Giorgio Vanani, ex director internacional de Fininvest, -ambos por fraude fiscal-, el banquero suizo Paolo Del Bue (lavado de dinero) y el abogado inglés David Mills. En conjunto, las operaciones ilícitas significan alrededor de € 170 millones. La investigación se abrió en 2001 y es uno de los motivos que impulsaron a Berlusconi a presionar duramente sobre el Poder Judicial y buscar inmunidad parlamentaria. Ahora, una serie de derrotas en elecciones locales debilita su poder y puede quebrar la coalición derechista que sostiene al gobierno central.

En este caso, se trata de irregularidades en la compraventa de derechos para retransmitir películas filmadas en EE.UU. por la red de radiotelevisión llamada entonces Fininvest. O sea, la actual Mediaset, el sistema multimediático controlado por Silvio Berlusconi. Los retoques de asientos y balances se produjeron en el trienio 1994-6.

Amén del primer ministro, serán indagados Fedele Confalonieri (presidente de Mediaset, por falsificación contable), Candia Camaggi (ex director de Fininvest Service, Suiza), Giorgio Vanani, ex director internacional de Fininvest, -ambos por fraude fiscal-, el banquero suizo Paolo Del Bue (lavado de dinero) y el abogado inglés David Mills. En conjunto, las operaciones ilícitas significan alrededor de € 170 millones. La investigación se abrió en 2001 y es uno de los motivos que impulsaron a Berlusconi a presionar duramente sobre el Poder Judicial y buscar inmunidad parlamentaria. Ahora, una serie de derrotas en elecciones locales debilita su poder y puede quebrar la coalición derechista que sostiene al gobierno central.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades