Benjamin Bernanke: los analistas empiezan a bajarle nota

No serán economistas, pero pesan en los corrillos de Washington y Wall Street. Tras dos años de gestión, el presidente de la Reserva Federal afronta creciente escepticismo por su manejo de la crisis.

18 febrero, 2008

A mediados de febrero, 49% de expertos y gurúes –los mismos que veían todo bien hace algunos meses- creen que la economía se contraerá en diverso grado. En cuanto a Bernanke, sólo 21% le mantiene la nota A, en tanto 60% oscila entre 70 y 85%.

Salvo William Miller (James Carter, 1978/9), el resto de los titulares desde 1951 ha sido más longevo de lo que parece será el actual. William Martin (lo nombró Henry Trunman) duró veinte años, marca récord. El presidente de la RF más poderoso de posguerra, Paul Volcker –lo puso Carter-, se mantuvo de 1979 a 1987. Arthur Burns, designado por Richard Nixon, ocupó el cargo entre 1970 y 1978. Alan Greenspan, nombrado por Ronald Reagan, estuvo de 1987 a 2006.

Bernanke debe ser confirmado, o no, recién por el próximo presidente, en septiembre de 2009. A medida como aumentan las incertidumbres económicas y financieras, bajan sus posibilidades de prolongar el mandato. Si, por fin, este año llegase la temida recesión –eso se sabrá recién en el cuarto trimestre-, BB deberá despedirse del cargo. Si algunos amigos suyos tiene razón, no lo hará con pena (ni gloria).

Si bien Barack Obama y Hillary Rodham Clinton no han tocado el tema, se sabe que no congenian con Bernnake. El senador tampoco aprobaba la gestión de Greenspan. En cuanto a John McCain, virtual candidato republicano, ya ha objetado el manejo de las dos crisis (hipotecaria, crédito) por parte del actual jefe del banco central.

A mediados de febrero, 49% de expertos y gurúes –los mismos que veían todo bien hace algunos meses- creen que la economía se contraerá en diverso grado. En cuanto a Bernanke, sólo 21% le mantiene la nota A, en tanto 60% oscila entre 70 y 85%.

Salvo William Miller (James Carter, 1978/9), el resto de los titulares desde 1951 ha sido más longevo de lo que parece será el actual. William Martin (lo nombró Henry Trunman) duró veinte años, marca récord. El presidente de la RF más poderoso de posguerra, Paul Volcker –lo puso Carter-, se mantuvo de 1979 a 1987. Arthur Burns, designado por Richard Nixon, ocupó el cargo entre 1970 y 1978. Alan Greenspan, nombrado por Ronald Reagan, estuvo de 1987 a 2006.

Bernanke debe ser confirmado, o no, recién por el próximo presidente, en septiembre de 2009. A medida como aumentan las incertidumbres económicas y financieras, bajan sus posibilidades de prolongar el mandato. Si, por fin, este año llegase la temida recesión –eso se sabrá recién en el cuarto trimestre-, BB deberá despedirse del cargo. Si algunos amigos suyos tiene razón, no lo hará con pena (ni gloria).

Si bien Barack Obama y Hillary Rodham Clinton no han tocado el tema, se sabe que no congenian con Bernnake. El senador tampoco aprobaba la gestión de Greenspan. En cuanto a John McCain, virtual candidato republicano, ya ha objetado el manejo de las dos crisis (hipotecaria, crédito) por parte del actual jefe del banco central.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades