Bank of America anunció que reducirá sus operaciones en Argentina y Brasil

La influyente entidad, uno de los diez bancos más grandes del mundo, anunció que iniciará un proceso de reestructuración de negocios en la Argentina y Brasil que comprenderá la reducción de unos 200 empleos.

La influyente y poderosa entidad decidió cambiar su estrategia
y concentrar sus operaciones en servicios globales de deuda, en
una medida tendiente a paliar las fuertes pérdidas generadas en
los mercados de la región.

Bank of America se había presentado al proceso de licitación
organizado por el Ministerio de Economía para designar un asesor
financiero encargado de reiniciar las negociaciones con los
acreedores de la Argentina.

Sin embargo, el banco –cuya operatoria en la región data de
medio siglo– quedó fuera del proceso y no fue designado como
asesor financiero.

La entidad optó finalmente por abandonar el negocio de los
créditos locales y transfronterizos, y todo tipo de operatoria en
mercados de capitales de la Argentina y Brasil, aunque no se
retirará de la región.

En declaraciones difundidas aquí, el vocero de la entidad, Jeff
Hershberger, explicó que “en los últimos años, hemos reducido
significativamente nuestro perfil de riesgo y la dimensión de
nuestras operaciones en una serie de mercados emergentes”.

Asimismo, consideró que “esta decisión se basó en nuestra
estrategia actual de concentrar nuestros recursos donde tengamos
las mayores oportunidades y en cambiar los requerimientos de los
clientes en Argentina y Brasil”.

En el país, la entidad financiera actuó siempre como una banca
mayorista y posee sucursales en 30 países de América, Europa y
Asia.

En 1998, Bank of America se fusionó con el Nations Bank y así
se ubicó entre los diez mayores bancos de todo el mundo, con una
capitalización de mercado superior a los 106.000 millones de
dólares.

La influyente y poderosa entidad decidió cambiar su estrategia
y concentrar sus operaciones en servicios globales de deuda, en
una medida tendiente a paliar las fuertes pérdidas generadas en
los mercados de la región.

Bank of America se había presentado al proceso de licitación
organizado por el Ministerio de Economía para designar un asesor
financiero encargado de reiniciar las negociaciones con los
acreedores de la Argentina.

Sin embargo, el banco –cuya operatoria en la región data de
medio siglo– quedó fuera del proceso y no fue designado como
asesor financiero.

La entidad optó finalmente por abandonar el negocio de los
créditos locales y transfronterizos, y todo tipo de operatoria en
mercados de capitales de la Argentina y Brasil, aunque no se
retirará de la región.

En declaraciones difundidas aquí, el vocero de la entidad, Jeff
Hershberger, explicó que “en los últimos años, hemos reducido
significativamente nuestro perfil de riesgo y la dimensión de
nuestras operaciones en una serie de mercados emergentes”.

Asimismo, consideró que “esta decisión se basó en nuestra
estrategia actual de concentrar nuestros recursos donde tengamos
las mayores oportunidades y en cambiar los requerimientos de los
clientes en Argentina y Brasil”.

En el país, la entidad financiera actuó siempre como una banca
mayorista y posee sucursales en 30 países de América, Europa y
Asia.

En 1998, Bank of America se fusionó con el Nations Bank y así
se ubicó entre los diez mayores bancos de todo el mundo, con una
capitalización de mercado superior a los 106.000 millones de
dólares.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades