Banca islámica: EE.UU.sospecha nexos con Al Qaeda y Saddam

Este fin de semana, el jeque Saleh Kamel (Bahréin) reiteró una acusación lanzada en 2002: Washington hace campaña contra la banca islámica. Algunos empiezan a tener sospechas.

10 noviembre, 2003

Kamel maneja el Dallah al-Baraka Group, holding financiero instalado en su ínsula y descarta eventuales desvío de fondos a gente de Osama bin Laden y Saddam (por cuerda separada). De hecho, suizos y turcos creen que ciertos banqueros –otrora ligados al BCCI y al tráfico de armas- financiarían un hipotético “gobierno legal” en cualquier zona de Irak liberada de ocupantes.

El inesperado cierre de la embajada norteamericana en Saudiarabia –principal aliado de Estados Unidos en la zona, amén de potencia petrolera- sugiere que la Casa Blanca ya no confía en nadie, salvo Israel. Mucho menos, de banqueros islámicos.

Una de sus claves es la zakat, limosna o diezmo obligatorio de todo musulmán, establecida en la Hadith (ley). Según Kamel, empero, “las contribuciones caritativas pueden acumular enormes sumas, pero nada tiene que ver con terrorismo ni guerras”. Kamel es un multimillonario sirio de 72años, allegado al régimen saudí. Ha levantado un imperio mediático y financiero a partir de una pequeña firma de mantenimiento aeroportuario.

En dos ocasiones, al-Baraka y Kamel fueron tratados como enemigos públicos por EE.U. Tras los ataques de septiembre 2001, el FBI la confundió con el banco somalí al-Barakat –de hecho, son formas de la misma palabra árabe, equivalente al hebreo b’rajá, bendición-, ligado a Al Qa’eda. En agosto de 2002, parientes de víctimas de los atentados radicaron demandas contra una filial del grupo, Al-Baraka Investment & Development (ABID), con sede en Saudiarabia y agencias en 27 países, que maneja una cartera de US$ 4.500 millones.

Un tercer brazo del jeque, Al-Baraka Islamic Bank, opera desde Sudán hasta Malasia, incluyendo Irán, Pakistán, Afganistán, etc. Esta entidad no suele publicar balances. Pero analistas europeos estiman que maneja una cartera por alrededor de US$ 75.000 millones.

Kamel maneja el Dallah al-Baraka Group, holding financiero instalado en su ínsula y descarta eventuales desvío de fondos a gente de Osama bin Laden y Saddam (por cuerda separada). De hecho, suizos y turcos creen que ciertos banqueros –otrora ligados al BCCI y al tráfico de armas- financiarían un hipotético “gobierno legal” en cualquier zona de Irak liberada de ocupantes.

El inesperado cierre de la embajada norteamericana en Saudiarabia –principal aliado de Estados Unidos en la zona, amén de potencia petrolera- sugiere que la Casa Blanca ya no confía en nadie, salvo Israel. Mucho menos, de banqueros islámicos.

Una de sus claves es la zakat, limosna o diezmo obligatorio de todo musulmán, establecida en la Hadith (ley). Según Kamel, empero, “las contribuciones caritativas pueden acumular enormes sumas, pero nada tiene que ver con terrorismo ni guerras”. Kamel es un multimillonario sirio de 72años, allegado al régimen saudí. Ha levantado un imperio mediático y financiero a partir de una pequeña firma de mantenimiento aeroportuario.

En dos ocasiones, al-Baraka y Kamel fueron tratados como enemigos públicos por EE.U. Tras los ataques de septiembre 2001, el FBI la confundió con el banco somalí al-Barakat –de hecho, son formas de la misma palabra árabe, equivalente al hebreo b’rajá, bendición-, ligado a Al Qa’eda. En agosto de 2002, parientes de víctimas de los atentados radicaron demandas contra una filial del grupo, Al-Baraka Investment & Development (ABID), con sede en Saudiarabia y agencias en 27 países, que maneja una cartera de US$ 4.500 millones.

Un tercer brazo del jeque, Al-Baraka Islamic Bank, opera desde Sudán hasta Malasia, incluyendo Irán, Pakistán, Afganistán, etc. Esta entidad no suele publicar balances. Pero analistas europeos estiman que maneja una cartera por alrededor de US$ 75.000 millones.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades