Balza quedará detenido

El ex jefe del Ejército se presentó hoy, miércoles, a declarar ante el juez Urso, en el marco de la causa por la venta ilegal de armas. El magistrado dispuso su arresto una vez que termine la audiencia.

(NA) — El ex jefe del Ejército teniente general (re) Martín Balza fue a declarar esta mañana (miércoles 6) ante el juez federal Jorge Urso y el magistrado dispuso que una vez que termine la audiencia quede detenido, en el marco de la causa que se sigue por la venta ilegal de armas al exterior.

Así lo informó en la puerta de los Tribunales del barrio de Retiro el abogado defensor de Balza, Manuel Lozano, quien señaló que de esa manera se lo había explicado el propio juez Urso, a cargo de la causa.

El letrado –al hablar con la prensa pasadas las 10:00 de la mañana– dijo que en ese momento Balza estaba “declarando” y que el juez le comunicó a sus defensores que una vez que finalice la audiencia quedará detenido, por su presunta participación en una asociación ilícita para vender armas al exterior.

Lozano indicó que ante la inminente detención de Balza le solicitaron al juez que este sea trasladado a dependencias de Campo de Mayo.

En ese sentido, Lozano dijo que junto al abogado Jorge Valerga Aráoz le solicitaron a Urso que Balza sea trasladado “a una unidad militar con jurisdicción en Campo de Mayo”.

El abogado afirmó que para él es “una situación atípica” que antes de que Balza culmine su declaración ya estuviera decidida su detención, pero admitió que estaban “seguros de que iba a ocurrir porque desde hace unos días que es un secreto a voces”.

“No tengo opinión formada con respecto al responsable de la maniobra pero estoy seguro que el Ejército es totalmente ajeno al hecho”, dijo el letrado, quien agregó que el estado de ánimo de Balza es, a pesar de todo, bueno, ya que a él “le sobra cuero para una situación como esta”.

Con respecto a la declaración del militar José Luis Cattenati que involucró a Balza, el abogado opinó que “es inconducente”, mientras que el ex jefe del Ejército –al ingresar esta mañana a los Tribunales Federales– dijo que se trata de una “burda mentira”.

El teniente coronel Cattenati es un testigo de la causa que dijo que durante su permanencia en Ecuador compartió un desayuno con el jefe del Ejército de ese país Paco Moncayo quien le dijo que Balza “no había cumplido con lo que habían quedado”.

El teniente coronel que entre agosto de 1995 y febrero de 1996 se desempeñó como Observador Militar del Conflicto Perú-Ecuador, en este último país aseguró que Moncayo le dijo que “las armas que envió no eran las acordadas y la munición era vieja y no servía”.

Balza esta mañana admitió haber conocido Moncayo pero opinó que por su grado militar “nunca haría un comentario así a un teniente coronel”.

Esta mañana, antes de salir de su casa y a su llegada a los Tribunales, el ex jefe del Ejército había insistido en que no participó de ninguna operación ilegal en torno a la venta de armas al exterior, se mostró confiado en que “el tiempo va a clarificar los hechos” aunque sea cuando ya “no esté en este mundo”, y dijo que “nunca” habló del tema con el ex presidente Carlos Menem hasta 1997.

“Cuánto tiempo va a tardar, sólo Dios sabe. Aunque yo ya no esté en este mundo, los hechos van a quedar clarificados. Se va a determinar cómo ha sido”, enfatizó Balza al hablar apenas unas horas antes de que concurriera a Tribunales.

Balza había sido citado a declarar para esta mañana como “organizador” de la venta ilegal de 6.500 toneladas de armas a Croacia y Ecuador.

90% del armamento vendido a Croacia y a Ecuador, y que estaba contenido en tres decretos secretos que indicaban como destino final del material Panamá y Venezuela, pertenecía al Ejército, que condujo Balza durante casi todo el Gobierno de Carlos Menem.

El militar fue procesado en la misma causa por falsedad ideológica del convenio suscripto entre Fabricaciones Militares y el Ejército firmado el 11 de octubre de 1994 y que permitió el drenaje de la mayoría del material bélico.

También está procesado por Urso por malversación de efectos del Estado y fue citado para que respondiera ante el juez y el fiscal Carlos Stornelli si su participación en las maniobras “se limitó a
cumplir las órdenes de su comandante en jefe”, es decir Carlos Menem.

Las pruebas acumuladas en el expediente contra Balza crecieron a partir de la declaración indagatoria del 6 de abril último del ex interventor de Fabricaciones Militares, Luis Sarlenga.

La situación de Balza se complicó ayer más a raíz de las declaraciones de José Luis Cattenati, un teniente coronel en actividad que entre agosto de 1995 y febrero de 1996 se desempeñó como Observador Militar del Conflicto Perú-Ecuador, en este último país.

Cattenati dijo que durante su permanencia en Ecuador, “accidentalmente”, compartió un desayuno con el general Paco Moncayo, por entonces comandante de las Fuerzas Armadas ecuatorianas.

En ese desayuno, Moncayo, quien luego sería candidato a presidente de Ecuador, le dijo al entonces joven oficial Cattenati que Balza “no había cumplido con lo que habían quedado”.

(NA) — El ex jefe del Ejército teniente general (re) Martín Balza fue a declarar esta mañana (miércoles 6) ante el juez federal Jorge Urso y el magistrado dispuso que una vez que termine la audiencia quede detenido, en el marco de la causa que se sigue por la venta ilegal de armas al exterior.

Así lo informó en la puerta de los Tribunales del barrio de Retiro el abogado defensor de Balza, Manuel Lozano, quien señaló que de esa manera se lo había explicado el propio juez Urso, a cargo de la causa.

El letrado –al hablar con la prensa pasadas las 10:00 de la mañana– dijo que en ese momento Balza estaba “declarando” y que el juez le comunicó a sus defensores que una vez que finalice la audiencia quedará detenido, por su presunta participación en una asociación ilícita para vender armas al exterior.

Lozano indicó que ante la inminente detención de Balza le solicitaron al juez que este sea trasladado a dependencias de Campo de Mayo.

En ese sentido, Lozano dijo que junto al abogado Jorge Valerga Aráoz le solicitaron a Urso que Balza sea trasladado “a una unidad militar con jurisdicción en Campo de Mayo”.

El abogado afirmó que para él es “una situación atípica” que antes de que Balza culmine su declaración ya estuviera decidida su detención, pero admitió que estaban “seguros de que iba a ocurrir porque desde hace unos días que es un secreto a voces”.

“No tengo opinión formada con respecto al responsable de la maniobra pero estoy seguro que el Ejército es totalmente ajeno al hecho”, dijo el letrado, quien agregó que el estado de ánimo de Balza es, a pesar de todo, bueno, ya que a él “le sobra cuero para una situación como esta”.

Con respecto a la declaración del militar José Luis Cattenati que involucró a Balza, el abogado opinó que “es inconducente”, mientras que el ex jefe del Ejército –al ingresar esta mañana a los Tribunales Federales– dijo que se trata de una “burda mentira”.

El teniente coronel Cattenati es un testigo de la causa que dijo que durante su permanencia en Ecuador compartió un desayuno con el jefe del Ejército de ese país Paco Moncayo quien le dijo que Balza “no había cumplido con lo que habían quedado”.

El teniente coronel que entre agosto de 1995 y febrero de 1996 se desempeñó como Observador Militar del Conflicto Perú-Ecuador, en este último país aseguró que Moncayo le dijo que “las armas que envió no eran las acordadas y la munición era vieja y no servía”.

Balza esta mañana admitió haber conocido Moncayo pero opinó que por su grado militar “nunca haría un comentario así a un teniente coronel”.

Esta mañana, antes de salir de su casa y a su llegada a los Tribunales, el ex jefe del Ejército había insistido en que no participó de ninguna operación ilegal en torno a la venta de armas al exterior, se mostró confiado en que “el tiempo va a clarificar los hechos” aunque sea cuando ya “no esté en este mundo”, y dijo que “nunca” habló del tema con el ex presidente Carlos Menem hasta 1997.

“Cuánto tiempo va a tardar, sólo Dios sabe. Aunque yo ya no esté en este mundo, los hechos van a quedar clarificados. Se va a determinar cómo ha sido”, enfatizó Balza al hablar apenas unas horas antes de que concurriera a Tribunales.

Balza había sido citado a declarar para esta mañana como “organizador” de la venta ilegal de 6.500 toneladas de armas a Croacia y Ecuador.

90% del armamento vendido a Croacia y a Ecuador, y que estaba contenido en tres decretos secretos que indicaban como destino final del material Panamá y Venezuela, pertenecía al Ejército, que condujo Balza durante casi todo el Gobierno de Carlos Menem.

El militar fue procesado en la misma causa por falsedad ideológica del convenio suscripto entre Fabricaciones Militares y el Ejército firmado el 11 de octubre de 1994 y que permitió el drenaje de la mayoría del material bélico.

También está procesado por Urso por malversación de efectos del Estado y fue citado para que respondiera ante el juez y el fiscal Carlos Stornelli si su participación en las maniobras “se limitó a
cumplir las órdenes de su comandante en jefe”, es decir Carlos Menem.

Las pruebas acumuladas en el expediente contra Balza crecieron a partir de la declaración indagatoria del 6 de abril último del ex interventor de Fabricaciones Militares, Luis Sarlenga.

La situación de Balza se complicó ayer más a raíz de las declaraciones de José Luis Cattenati, un teniente coronel en actividad que entre agosto de 1995 y febrero de 1996 se desempeñó como Observador Militar del Conflicto Perú-Ecuador, en este último país.

Cattenati dijo que durante su permanencia en Ecuador, “accidentalmente”, compartió un desayuno con el general Paco Moncayo, por entonces comandante de las Fuerzas Armadas ecuatorianas.

En ese desayuno, Moncayo, quien luego sería candidato a presidente de Ecuador, le dijo al entonces joven oficial Cattenati que Balza “no había cumplido con lo que habían quedado”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades