Bajó el ritmo de la construcción pero el empleo sigue firme

La cantidad de puestos de trabajo registrados en la construcción durante abril registró una mejora de 1,8%, con lo cual en el trimestre se recuperaron 18 mil empleos registrados. La región metropolitana y centro concentraron la mitad de ese impulso. 

Pese a que la actividad constructora experimentó en abril su primera caída luego de cuatro meses consecutivos de alza, el positivo comportamiento del empleo en estos últimos tres meses permitió recuperar 18.000 puestos de trabajo registrados, al tiempo que la comparación con la situación vigente en 2012 no cesa de mejorar. 
La creación de empleo alcanzó los 401.281 puestos de trabajo, lo que supone una importante expansión respecto a marzo último (+1,8%), mientras el salario recibió una mejora anualizada del 31,7%. 
Durante abril, la serie desestacionalizada del indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) retrocedió 2,3% mensual, luego de acumular un incremento de 7% entre noviembre y marzo, no obstante lo cual, al considerar la variación interanual, se corrobora que el indicador logró su tercera suba consecutiva, elevándose 3,6% por encima del nivel de igual mes de 2012. 
Fruto de esta secuencia de aumentos interanuales, la variación interanual acumulada por el ISAC (versión con estacionalidad) se ubicó, por primera vez desde abril de 2012, en terreno positivo. En efecto, tomando el período enero-abril, el ISAC acumuló un alza de 1,7% interanual. 
En los primeros cinco meses del año, el consumo de cemento se elevó 7,7% respecto a igual período de 2012, alza que contrasta sensiblemente con el descenso de 6,2% que evidenciaba en igual lapso del año pasado. 
Particularmente en mayo mostró un incremento de 14,5% interanual, favorecido esto porque la comparación se realiza con un mes de 2012 en el que la caída había sido de 11,8%. 
Si en lugar de comparar con mayo de 2012 se lo hiciera con igual mes de 2011, se comprobaría un crecimiento de apenas 1%, porcentaje prácticamente idéntico al que se desprende de la comparación enero-mayo 2013 en relación a 2011. 
Entre enero y abril, el consumo de cemento en bolsa tuvo un crecimiento de 8,7% interanual (-3,3% en igual periodo de 2012), mientras que el consumo a granel apenas se elevó 1,3% (-6,8% en 2012). 
El consumo de cemento en bolsa creció prácticamente en todo el país, a excepción de dos provincias del NEA (Chaco y Formosa) y dos de la región patagónica (Neuquén y Santa Cruz). 
Por el contrario, el consumo a granel presenta una dinámica mucho más heterogénea, ya que son nueve las jurisdicciones en que disminuye respecto del 2012 y, además, con variaciones interanuales más extremas tanto de signo negativo como positivo. 
La mejora que refleja el ISAC en los primeros cuatro meses de 2013 (+1,7%) viene dada, fundamentalmente, por el comportamiento que muestran los bloques más ligados a la obra pública. 
Otras obras de infraestructura es el que más se expande en lo que va del año (3,6%), pero además, junto a Obras viales y Edificios para otros destinos, son los tres bloques que evidencian una evolución más favorable que el año pasado, patrón de comparación que, por cierto, contribuye en parte a explicar la mayor tasa de expansión. 
La moderada suba que denota Edificios para vivienda (1%), así como su negativo contraste con los guarismos de un año atrás (1,9%), no sólo se diferencia de lo que acontece con la mayor parte del resto de los bloques del ISAC y con el consumo de cemento, sino también con la marcha del Ãndice Construya, indicador que mostró en mayo su cuarta suba interanual en los últimos cinco meses. 
El proceso anual de renovación de credenciales de las empresas inscriptas en el IERIC arrojó resultados positivos. 
Contrariamente a la caída que se venía evidenciando en base al padrón conformado a partir del último proceso de renovación, la cantidad de empresas constructoras en mayo de 2013 se incrementó 7,1% interanual, casi el triple de 2,4% que mostrara en mayo de 2012. 
Aun obviando el retroceso registrado en el número de empresas durante el 2009, la tasa de crecimiento anual acumulado se ha reducido en los últimos años, aunque la comparación se realizó sobre niveles inusualmente elevados: mientras que entre 2005 y 2008 la misma fue de 17,2%, entre 2010 y 2013 ha sido de 8,1%. 
Entre las formas jurídicas empresarias, fue personas físicas la tipología que más se elevó: su incremento fue del 10,1%, contra apenas el 0,6% de un año atrás. 
Sin embargo, las otras formas jurídicas más importantes que representan 52,1% del universo empresarial, como ser Sociedades Anónimas y Sociedades de Responsabilidad Limitada también presentaron aumentos mayores a los de un año atrás. 
El crecimiento es también generalizado a nivel territorial. Tan sólo la Ciudad de Buenos Aires registró menos firmas que un año atrás. Esta es otra diferencia importante con lo que acontecía doce meses antes, cuando poco menos de la mitad de las jurisdicciones (11) mostraba signo negativo en sus tasas de variación interanual. 
Otro matiz importante tiene que ver con el tamaño de las jurisdicciones que impulsan la expansión. 
Mientras que en mayo de 2012, el conjunto de las grandes jurisdicciones crecía el doble que las restantes, la relación se invirtió, y ahora las restantes jurisdicciones (+11,7%) más que duplicaron la tasa de crecimiento de las grandes (+5%). 
El índice de costo de la construcción elaborado por el INDEC registró en mayo una suba de 0,7% mensual, un porcentaje marginalmente superior al 0,6% de abril, al tiempo que la variación interanual fue de 18,9%. 
Aunque fue más elevado que el de abril, el incremento de mayo implicó que por tercera vez en los últimos cuatro meses la variación interanual se ubicara por debajo de 20%. 
Se advierte que la suba de mayo estuvo fundamentalmente motorizada por el rubro materiales. 
De hecho, la novedad del mes tuvo justamente que ver con el hecho de que este capítulo experimentó un alza de1,4% interanual, la más pronunciada desde junio de 2008. 
Situación Laboral 
La cantidad de puestos de trabajo registrados en la industria de la construcción durante abril alcanzó los 401.281, lo que supone una importante expansión respecto a marzo último (+1,8%). 
Con el positivo comportamiento del empleo en estos últimos tres meses se recuperaron 18.000 puestos de trabajo registrados, al tiempo que la comparación con la situación vigente en 2012 no cesa de mejorar. 
En este sentido, se destaca que se completaron cinco meses consecutivos de reducción en la tasa de contracción interanual, la que pasó de -8,6% en noviembre de 2012 a -2,3% en abril último. 
Con los datos de abril se alcanzaron tres meses consecutivos de crecimiento en el volumen de empleo registrado, hecho que no se observaba desde fines del año 2011. 
De todas maneras, el promedio de empleo durante los primeros cuatro meses de 2013 tan sólo supera al registrado durante los años 2009 y 2010. 
El mayor dinamismo en términos de generación de nuevos puestos de trabajo continuó concentrándose en los medianos y grandes empleadores, no obstante lo cual se evidenciaron variaciones positivas a lo largo de casi la totalidad de los segmentos empresarios. 
La cantidad de puestos promedio alcanzó en abril el nivel de 13,6 trabajadores completando así cuatro meses de expansión consecutiva. 
De esta manera, el promedio de empleo registrado por las firmas constructoras alcanzó el mayor nivel desde junio de 2012. 
El subconjunto de los establecimientos de mayor tamaño relativo (aquellos que superan los 2.000 trabajadores) son los que aportan mayor dinamismo en la recuperación del empleo sectorial. 
Es en estas empresas donde se ha registrado la evolución más favorable de los últimos meses, destacándose que en la actualidad el volumen de trabajadores es similar al observado durante el primer semestre del año 2011. 
El crecimiento del volumen de empleo sectorial en abril se encontró ampliamente difundido a lo largo del territorio nacional, siendo 21 de las 251 jurisdicciones del país las que dieron cuenta de una variación positiva en la cantidad de trabajadores registrados respecto del mes precedente. 
(En el presente informe se analizan separadamente las evoluciones del Gran Buenos Aires y el resto de la provincia homónima resultando de esto que el territorio nacional quede subdividido en un total de 25 jurisdicciones.) 
El mayor aporte a la creación de nuevos puestos de trabajo fue realizado por las jurisdicciones de la región metropolitana y la centro, que en conjunto explican casi la mitad del total de puestos generados en abril (47,5%). 
Vuelve a destacarse el crecimiento del empleo sectorial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que al igual que en marzo resulta el distrito que más aporta a la creación bruta de puestos registrados. 
Asimismo, la evolución del Gran Buenos Aires también constituye un dato positivo para la dinámica actual y futura del sector registrando un crecimiento de 1% mensual durante abril. 
La provincia de Córdoba continúa dando muestras de una importante recuperación del empleo sectorial. Esta jurisdicción fue responsable de 12% del total de nuevos puestos de trabajo generados durante abril y de 6,4% del total durante los primeros cuatro meses del año. 
En las provincias del Norte y Cuyo, por otra parte, se observa una intensa recuperación. Mientras que Salta y Misiones realizaron un aporte significativo a la creación de empleo durante abril, San Juan y también Misiones lo hicieron a lo largo del primer cuatrimestre del año. 
Con la información correspondiente a abril se amplía la cantidad de jurisdicciones que presentan un volumen de empleo superior al de igual período del 2012. 
Este es el caso de nueve distritos: La Pampa (+24,8%), San Juan (+17,3%), Catamarca (+16,8%), Misiones (+13,7%), Neuquén (+9,1%), Córdoba (+5,6%), Tierra del Fuego (+4,7%), Santiago del Estero (+1,6%) y Entre Ríos (+0,6%). 
El salario promedio percibido por los trabajadores de la Industria de la construcción fue en abril de $ 5.581, nivel que supuso una recuperación en su dinámica expansiva con una variación interanual del 31,7%. 
En dicho mes se registraron desplazamientos en la cantidad de puestos desde las escalas salariales más bajas hacia las superiores, con excepción de aquella que abarca a los obreros con remuneraciones inferiores a los $900, escala que incluye a los trabajadores que se desempeñan por períodos inferiores a un mes. 
En la actualidad, más de la mitad de los trabajadores percibe un salario superior a los $4.000 (54%), mientras que un 13,9% del total se sitúa por sobre los $8.000. 
De esta manera en un año la proporción de trabajadores que obtienen remuneraciones por sobre esa cifra se expandió un 77%. 
A nivel territorial, se destaca el gran protagonismo de las negociaciones colectivas en la dinámica salarial actual, que se expresa por una relativa homogeneidad en las tasas de crecimiento salarial de las diversas jurisdicciones dentro de un escenario con fuerte heterogeneidad de los niveles de actividad. 
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades