Anuncian más aumentos en los combustibles

El director de Asuntos Públicos de la petrolera Esso advirtió hoy que "si el tipo de cambio sigue siendo tan alto, es evidente que el precio de los combustibles van a seguir aumentando".

25 febrero, 2002

El director de Asuntos Públicos
de la petrolera Esso, Tomás Hess, advirtió hoy que “si el tipo de
cambio sigue siendo tan alto, es evidente que el precio de los
combustibles van a seguir aumentando”, aunque, según dijo, “en
forma prudente”.

“El Gobierno debería conseguir que el tipo de cambio no sean
tan grande, tan alto. Esta situación afecta no solo a nuestro
sector sino a muchos”, sentenció el ejecutivo.
Hess justificó las subas en las naftas, al señalar que los
combustibles “son commodities, y como están expresados en dólares
es imposible mantener un negocio hoy como estaba en diciembre, con
esta devaluación brutal”.

“Es evidente que las condiciones de funcionamiento se hacen muy
difíciles. Para poder subsistir y para poder mantener muchísimas
fuentes de trabajo. Yo creo que algunos incrementos tienen todavía
que implementarse, y por eso espero que las negociaciones que
mantenemos con los productores de crudo permitan que los aumentos
no sean tan elevados”, puntualizó.

No obstante, aclaró que desde Esso “no hemos hablado de ningún
tipo de cronograma de aumentos con el Gobierno, porque cada
empresa tiene su estrategia en materia de precios”.
Afirmó que “con el valor que estamos poniendo en el mercado, no
nos permite recuperar costos”.

En declaraciones radiales, Hess estimó que los productores de
crudo, hasta el momento en que se liberó el tipo de cambio,
“tuvieron un comportamiento muy adecuado”.

“Entre refinadores y productores se compartió el tipo de cambio
a 1,40, para no trasladarlo a precios. Pero el lío se armó cuando
se produjo esta brutal liberación del tipo de cambio, donde el
dólar salta todos los días por encima de los dos pesos”, se quejó
el directivo.

Hess reclamó a los productores que “vendan el crudo al valor
más razonable posible, para que no tengamos que afectar el precio
final” de los combustibles, que en el caso de Esso –empresa de se
gen norteamericano– se encarecieron entre 3,4 y 6,3 por ciento
desde la semana pasada.

Por otra parte, el ejecutivo volvió a rechazar la decisión del
Gobierno de aplicar un gravamen del 20 por ciento en las
exportaciones de crudo.
“Preferimos que no existan ningún tipo de retenciones. Si bien
aplicarlas son una potestad del Estado, que de alguna manera
necesita recaudar. Quiere recaudar más y por lo tanto utiliza este
criterio de las retenciones”, añadió.

Hess explicó que si los productores sufren la aplicación de ese
gravamen, “ellos van a cobrar menos. Pero entonces, van a negociar
con los refinadores y le van a pedir que absorban una parte de ese
impuesto. Y esto, indirectamente, también repercute en los
precios”.

Fuente: Noticias Argentinas

El director de Asuntos Públicos
de la petrolera Esso, Tomás Hess, advirtió hoy que “si el tipo de
cambio sigue siendo tan alto, es evidente que el precio de los
combustibles van a seguir aumentando”, aunque, según dijo, “en
forma prudente”.

“El Gobierno debería conseguir que el tipo de cambio no sean
tan grande, tan alto. Esta situación afecta no solo a nuestro
sector sino a muchos”, sentenció el ejecutivo.
Hess justificó las subas en las naftas, al señalar que los
combustibles “son commodities, y como están expresados en dólares
es imposible mantener un negocio hoy como estaba en diciembre, con
esta devaluación brutal”.

“Es evidente que las condiciones de funcionamiento se hacen muy
difíciles. Para poder subsistir y para poder mantener muchísimas
fuentes de trabajo. Yo creo que algunos incrementos tienen todavía
que implementarse, y por eso espero que las negociaciones que
mantenemos con los productores de crudo permitan que los aumentos
no sean tan elevados”, puntualizó.

No obstante, aclaró que desde Esso “no hemos hablado de ningún
tipo de cronograma de aumentos con el Gobierno, porque cada
empresa tiene su estrategia en materia de precios”.
Afirmó que “con el valor que estamos poniendo en el mercado, no
nos permite recuperar costos”.

En declaraciones radiales, Hess estimó que los productores de
crudo, hasta el momento en que se liberó el tipo de cambio,
“tuvieron un comportamiento muy adecuado”.

“Entre refinadores y productores se compartió el tipo de cambio
a 1,40, para no trasladarlo a precios. Pero el lío se armó cuando
se produjo esta brutal liberación del tipo de cambio, donde el
dólar salta todos los días por encima de los dos pesos”, se quejó
el directivo.

Hess reclamó a los productores que “vendan el crudo al valor
más razonable posible, para que no tengamos que afectar el precio
final” de los combustibles, que en el caso de Esso –empresa de se
gen norteamericano– se encarecieron entre 3,4 y 6,3 por ciento
desde la semana pasada.

Por otra parte, el ejecutivo volvió a rechazar la decisión del
Gobierno de aplicar un gravamen del 20 por ciento en las
exportaciones de crudo.
“Preferimos que no existan ningún tipo de retenciones. Si bien
aplicarlas son una potestad del Estado, que de alguna manera
necesita recaudar. Quiere recaudar más y por lo tanto utiliza este
criterio de las retenciones”, añadió.

Hess explicó que si los productores sufren la aplicación de ese
gravamen, “ellos van a cobrar menos. Pero entonces, van a negociar
con los refinadores y le van a pedir que absorban una parte de ese
impuesto. Y esto, indirectamente, también repercute en los
precios”.

Fuente: Noticias Argentinas

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades