Alerta la SIDE sobre el mapa social

30% del país en alerta roja, otro 20%, en alerta amarilla. Graciela Fernández Meijide y Miguel Bein adoptan providencias.

Los acontecimientos no tomaron, en realidad, de sorpresa al Poder Ejecutivo. Los organismos de Inteligencia –se supo al promediar la semana – lo habían alertado. En particular la Secretaría de Informaciones del Estado (SIDE) marcó dos áreas de diversa gravedad. La primera, de mayor grado de urgencia comprende a las provincias de Salta, Jujuy, Chaco, Neuquén, Río Negro, Corrientes y Santa Fe. En un punto más bajo de alarma se ubican Córdoba, La Rioja, Entre Ríos y Tierra del Fuego. En síntesis, 39% del país ingresa en la primera calificación y 20%, en la segunda.

El lunes, el secretario de Programación Económica, Miguel Bein, había anunciado la formación de un fondo conjunto, entre la Nación y las provincias, para paliar los efectos de las protestas sociales. Las partes aportarían $35 millones, a propuesta del negociador de la crisis salteña, Walter Ceballos, en su carácter de secretario de Relaciones con las Provincias. Un primer paso para adelantarse a crisis futuras y no someterse a la dura realidad de los hechos consumados.

Ese mismo día, Graciela Fernández Meijide tomó rápidas medidas para poner fin al corte de la ruta 34 en San Pedro, Jujuy. Trescientos trabajadores del ingenio La Esperanza levantaron posiciones, tras aceptar la promesa del gobierno provincial de gestionar fondos para pagarles salarios atrasados.

El mal tiempo impidió a Fernando de la Rúa, asistir a la inauguración de las obras de la nueva planta de Volkswagen en Córdoba. Esas mismas circunstancias climáticas le permitieron, en cambio, reunirse con 11 de los l4 gobernadores del justicialismo . Del diálogo surgió la coincidencia en arbitrar medidas urgentes para resolver los problemas que se presenten a nivel nacional. El Presidente propuso a sus oyentes unirse en la formulación de una estrategia política de Estado, superando banderías e intereses sectoriales.

La espontánea actitud y la rapidez de sus movimientos provocaron un cambio en algunos de sus mayores críticos. A punto tal que no faltó quien dijera que se mostró políticamente seductor.

Los acontecimientos no tomaron, en realidad, de sorpresa al Poder Ejecutivo. Los organismos de Inteligencia –se supo al promediar la semana – lo habían alertado. En particular la Secretaría de Informaciones del Estado (SIDE) marcó dos áreas de diversa gravedad. La primera, de mayor grado de urgencia comprende a las provincias de Salta, Jujuy, Chaco, Neuquén, Río Negro, Corrientes y Santa Fe. En un punto más bajo de alarma se ubican Córdoba, La Rioja, Entre Ríos y Tierra del Fuego. En síntesis, 39% del país ingresa en la primera calificación y 20%, en la segunda.

El lunes, el secretario de Programación Económica, Miguel Bein, había anunciado la formación de un fondo conjunto, entre la Nación y las provincias, para paliar los efectos de las protestas sociales. Las partes aportarían $35 millones, a propuesta del negociador de la crisis salteña, Walter Ceballos, en su carácter de secretario de Relaciones con las Provincias. Un primer paso para adelantarse a crisis futuras y no someterse a la dura realidad de los hechos consumados.

Ese mismo día, Graciela Fernández Meijide tomó rápidas medidas para poner fin al corte de la ruta 34 en San Pedro, Jujuy. Trescientos trabajadores del ingenio La Esperanza levantaron posiciones, tras aceptar la promesa del gobierno provincial de gestionar fondos para pagarles salarios atrasados.

El mal tiempo impidió a Fernando de la Rúa, asistir a la inauguración de las obras de la nueva planta de Volkswagen en Córdoba. Esas mismas circunstancias climáticas le permitieron, en cambio, reunirse con 11 de los l4 gobernadores del justicialismo . Del diálogo surgió la coincidencia en arbitrar medidas urgentes para resolver los problemas que se presenten a nivel nacional. El Presidente propuso a sus oyentes unirse en la formulación de una estrategia política de Estado, superando banderías e intereses sectoriales.

La espontánea actitud y la rapidez de sus movimientos provocaron un cambio en algunos de sus mayores críticos. A punto tal que no faltó quien dijera que se mostró políticamente seductor.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades