Alemanes: mejor sin los griegos en la Eurozona

Por un lado, Francia teme una germanización del área. Por otro, Grecia se acerca a la insolvencia, tras el fracaso de varias reuniones. Mientras los partidos políticos no aceptan más ajustes, en Berlín creen que la zona estaría mejor sin Atenas.

<p>Una encuesta publicada en el peri&oacute;dico Bild am Sonntag revela que la mayoria del p&uacute;blico apoya la vuelta de Grecia al drajma. De acuerdo con la consultor&iacute;a Emmid, 55% de los alemanes cree que los helenos debieran regresar a la antigua moneda. <br />
<br />
Por otra parte, un masivo 80% se opone a permitir nuevos paquetes de rescate si Atenas no aplica ya mismo las reformas exigidas por la Uni&oacute;n Europea. Similares resultados deparan sondeos en Finlandia (donde la derecha ganado el gobierno tras a&ntilde;os de hegemon&iacute;a socialdem&oacute;crata), Austria y Dinamarca.<br />
<br />
Este fin de semana fue agitado para el primer ministro Lukas Papademos, cuya coalici&oacute;n sigue renuente a aprobar las duras condiciones de la Comisi&oacute;n Europea y el Banco Central Europeo. Naturalmente, los partidos Nueva Democracia (conservador) y Laos (Pueblo, ultraderechista) rechazan de plano nuevos recortes de gastos, sueldos y jubilaciones. &ldquo;En realidad &ndash;sostienen-, m&aacute;s austeridad significa mayor recesi&oacute;n y cargas que la gente ya no soportar&aacute;&rdquo;.<br />
<br />
Tras un c&oacute;nclave que dur&oacute; seis horas el domingo, Antonios Samaras (ND) afirm&oacute; que &ldquo;no contribuir&aacute; a un estallido de violencia social que se contagiar&iacute;a a buena parte de la UE&rdquo;. Entretanto, el Movimiento Socialista Panhel&eacute;nico (Pasok, el mayor bloque parlamentario), sin conducci&oacute;n en este momento, debiera analizar las medidas elevadas por el poder ejecutivo. Tenaz, Papademos estir&oacute; hasta este lunes el plazo para que la coalici&oacute;n resolviera si aceptar o no las condiciones de la &ldquo;troika&rdquo;; vale decir el BCE, la CE y el Fondo Monetario Internacional.<br />
<br />
Sobre el tapete contin&uacute;a un segundo salvataje de &euro; 130.000 millones. Sin &eacute;l, Grecia tendr&iacute;a que declararse en bancarrota a fin de marzo. En otro plano, Atenas ha de encontrarse con bancos privados y bonistas para obtener un canje con 70% de desagio, equivalente a 50% de quita en valores nominales. El objeto ser&aacute; reducir la deuda soberana en &euro; 100.000 millones, esto es de 160 a 120% del Producto Bruto Interno.<br />
<br />
Las presiones no paran ah&iacute;. Al proponer hace una semana poner las cuentas griegas bajo tutela de la UE o la Eurozona, la canciller Angela Merkel suscit&oacute; las iras helenas y los temores franceses. Par&iacute;s tiene miedo de que la propuesta &ldquo;germanice&rdquo; la zona y todo se centre en rigores fiscales. Hace meses, a la saz&oacute;n, el candidato presidencial socialista Fran&ccedil;ois Hollande sosten&iacute;a que &ldquo;Merkel busca imponer un modelo ajeno al resto de la Eurozona&rdquo;. Cabe acotar que Hollande marcha bien en las encuestas.<br />
<br />
El rostro de Nicolas Sarkozy, en v&iacute;speras de otro encuentro con Merkel, lo dec&iacute;a todo al empezar la semana. &ldquo;La postura francesa ha sufrido otro golpe al ser degradada por Standard &amp; Poor&rsquo;s (de AAA a AA+). Esto &ndash;observa Zsolt Darvas de la consultor&iacute;a Brueghel- ha hecho desaparecer el eje francoalem&aacute;n, motor de tantas movidas.<br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades