Ajuste a estatales: no innovar

El fallo de un juez abre un tercer frente al gobierno. Dispuso paralizar el recorte de salarios hasta que se decida sobre su constitucionalidad. El Poder Ejecutivo apelará la resolución.

El juez laboral Miguel Angel Pirolo, dispuso la medida de “no innovar”, ante la presentación de 19 gremios de empleados públicos dispuestos a librar la batalla judicial para conseguir la declaración de inconstitucionalidad de los decretos presidenciales que recortan sus salarios.

Si la apelación del Poder Ejecutivo no logra su objetivo antes de fin de mes, las remuneraciones de junio y el aguinaldo correspondiente a la primera mitad del año deberían pagarse íntegramente. En Economía se considera que la apelación, por sí misma, dejará sin efecto la medida judicial automáticamente.

El enojo de José Luis Machinea fue perceptible. Estimó que si los sindicatos querían perturbar el clima de los mercados, lo habían conseguido por el momento, pero remarcó que, en definitiva, no se modificará en nada la situación actual.

En consecuencia, Fernando de la Rúa, a poco de su regreso, debe atender tres frentes: el político, con la maniobra desplegada por los senadores justicialistas; el sindical, con las movilizaciones de estatales y la amenaza de nuevos paros y el judicial, en el que la actitud más cooperativa de la Corte Suprema, augura un final feliz.

El juez laboral Miguel Angel Pirolo, dispuso la medida de “no innovar”, ante la presentación de 19 gremios de empleados públicos dispuestos a librar la batalla judicial para conseguir la declaración de inconstitucionalidad de los decretos presidenciales que recortan sus salarios.

Si la apelación del Poder Ejecutivo no logra su objetivo antes de fin de mes, las remuneraciones de junio y el aguinaldo correspondiente a la primera mitad del año deberían pagarse íntegramente. En Economía se considera que la apelación, por sí misma, dejará sin efecto la medida judicial automáticamente.

El enojo de José Luis Machinea fue perceptible. Estimó que si los sindicatos querían perturbar el clima de los mercados, lo habían conseguido por el momento, pero remarcó que, en definitiva, no se modificará en nada la situación actual.

En consecuencia, Fernando de la Rúa, a poco de su regreso, debe atender tres frentes: el político, con la maniobra desplegada por los senadores justicialistas; el sindical, con las movilizaciones de estatales y la amenaza de nuevos paros y el judicial, en el que la actitud más cooperativa de la Corte Suprema, augura un final feliz.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades