Agro: alta adhesión al paro

Nulo envío de granos a los puertos. En los partidos bonaerenses el acatamiento fue total .Productores tucumanos anticiparon el corte de la ruta 34.

18 octubre, 2000

El alto acatamiento al paro agropecuario nacional convocado por tres de las cuatro principales entidades del sector se mantuvo ayer con concentraciones de productores en rutas estratégicas del país. Con más de una veintena de piquetes, la comunidad rural reclamó al Gobierno un “cambio de rumbo” y la eliminación de impuestos calificados de “distorsivos”, como los que gravan la renta presunta y los intereses de los préstamos.

Los productores no permitieron el tránsito de camiones cargados con productos provenientes del campo. Sin embargo, sí pudieron seguir su camino aquellos que transportaban alimentos perecederos, como lácteos, frutas y verduras.

El paro está provocando importantes pérdidas a algunas empresas que se ven imposibilitadas de trasladar sus productos destinados a la exportación; la empresa láctea Milkaut no pudo enviar productos terminados (leche en polvo, quesos y yogures) a su distribuidora de Rio Grande do Sul (Brasil), pues sus camiones fueron detenidos en Entre Ríos. “Cada vez que se demoran las ventas hacia Brasil, dejamos de facturar US$ 100.000 por día”, expresó Hernán Zambón, gerente general de la empresa.

El paro, es un síntoma del estado anímico del sector; ayer (martes 17) mientras se lleva a cabo la protesta, un productor se quitó la vida debido a verse involucrado en una quiebra.

En diálogo con el diario Clarín, varios productores del sector ilustraron la situación que padecen: “Los pueblos del interior están muertos”, afirma Rafael Torello, productor de Junín.

“Mientras que el resto del mundo protege la ruralidad porque es parte de su estrategia geopolítica, acá proliferan las casas que se convierten en taperas”, refleja Alejandro Vignale, de la Sociedad Rural de General Villegas. “Esperamos que esto cambie y que nos encuentre vivos”— sintetiza—.

El alto acatamiento al paro agropecuario nacional convocado por tres de las cuatro principales entidades del sector se mantuvo ayer con concentraciones de productores en rutas estratégicas del país. Con más de una veintena de piquetes, la comunidad rural reclamó al Gobierno un “cambio de rumbo” y la eliminación de impuestos calificados de “distorsivos”, como los que gravan la renta presunta y los intereses de los préstamos.

Los productores no permitieron el tránsito de camiones cargados con productos provenientes del campo. Sin embargo, sí pudieron seguir su camino aquellos que transportaban alimentos perecederos, como lácteos, frutas y verduras.

El paro está provocando importantes pérdidas a algunas empresas que se ven imposibilitadas de trasladar sus productos destinados a la exportación; la empresa láctea Milkaut no pudo enviar productos terminados (leche en polvo, quesos y yogures) a su distribuidora de Rio Grande do Sul (Brasil), pues sus camiones fueron detenidos en Entre Ríos. “Cada vez que se demoran las ventas hacia Brasil, dejamos de facturar US$ 100.000 por día”, expresó Hernán Zambón, gerente general de la empresa.

El paro, es un síntoma del estado anímico del sector; ayer (martes 17) mientras se lleva a cabo la protesta, un productor se quitó la vida debido a verse involucrado en una quiebra.

En diálogo con el diario Clarín, varios productores del sector ilustraron la situación que padecen: “Los pueblos del interior están muertos”, afirma Rafael Torello, productor de Junín.

“Mientras que el resto del mundo protege la ruralidad porque es parte de su estrategia geopolítica, acá proliferan las casas que se convierten en taperas”, refleja Alejandro Vignale, de la Sociedad Rural de General Villegas. “Esperamos que esto cambie y que nos encuentre vivos”— sintetiza—.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades