759 tratados comerciales diferentes

Eso es lo que tendrá que negociar Gran Bretaña el día en que formalmente deje de formar parte de la Unión Europea. Serán acuerdos con 168 países que deberán ser renegociados para que el reino de Isabel II siga funcionando como hasta ahora.

Cuando en los años 70 Gran Bretaña se sumó al bloque económico de la Comunidad Europea, entregó a Bruselas, como parte de la cesión de poder, todos los tratados comerciales que el Reino había formado a lo largo de su historia con los países del mundo. En ese acto, esos tratados fueron incorporados a la Unión Europea.

 

Cuando Gran Bretaña abandone formalmente la UE, en el año 2019, los cientos de miles de páginas de aquellos tratados con países no pertenecientes a la Unión y que pasaron a pertenecer a Europa, dejan de tener valor. Por ley, Gran Bretaña quedará excluida de esos acuerdos entre la UE y terceros países, con lo cual se producirá un vacío legal en esas transacciones comerciales.

 

En resumen, Gran Bretaña perderá 750 acuerdos comerciales internacionales. Eso significa, para el Primer Ministro que surja de las elecciones del 8 de junio próximo, un enorme desafío. Aunque el Brexit se suele interpretar como un asunto a resolver entre el Reino Unido de la Gran Bretaña y los países de la Unión Europea, en la práctica la salida abrirá 750 mini negociaciones en todo el mundo.

 

Es como si Inglaterra fuera un país nuevo que se encuentra en la necesidad de negociar con todos los países del mundo. Para quienes votaron por la salida de Europa esto significa una liberación que permitirá a Gran Bretaña negociar mejor con sus socios comerciales. En el peor de los casos, dicen, continuarán los acuerdos actuales con algunos ajustes; pero también pueden resultar mejores. Según Boris Johnson, los países “ya están haciendo cola para negociar”.

Para los opositores, se inaugura un caos burocrático que significará un derroche de esfuerzo y de tiempo: habrá que revisar cada acuerdo, contactar al país, pactar reuniones, viajar, comenzar las negociaciones y completarlas. Todo eso, multiplicado por 759.

Algunos acuerdos son de vital importancia, como los aéreos, que permiten el aterrizaje de los aviones aéreos y los nucleares., que permiten comerciar con repuestos y combustibles para las estaciones energéticas británicas. Otros no lo son tanto, pero todos por igual deben ser seleccionados y se creará un fenomenal enredo legal.

 

 

 

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades