57% más en subsidios y quintuplican déficit

Aun con mejora de ingresos por el efecto de la inflación en el IVA y de la devaluación en los derechos de exportación, los subsidios energéticos dispararon el déficit presupuestario del primer trimestre, según ASAP.

A diferencia de otros años, el déficit presupuestario de marzo superó ampliamente al superávit de enero–febrero, con lo cual el primer trimestre arrojó un resultado financiero deficitario de $ 6.691 millones., con lo que quintuplicó al del igual período de 2013.

 

A su vez, dado que se devengaron $ 11.525 millones en concepto de intereses, el resultado primario acumulado es de $ 4.834 millones, $ 780 millones por debajo de lo acumulado en igual período de 2013 (-14% ia.).

 

Al presentar ayer el último informe de ejecución del presupuesto nacional correspondiente a marzo, las nuevas autoridades de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), el presidente Rafael Flores y el vice Marcos Makón, explicaron algunas modificaciones metodológicas que alcanzan a las transferencias económicas, las cuales en lo sucesivo aparecerán subdivididas en gastos de capital y gastos corrientes.

 

Como suele suceder durante el último mes de cada trimestre, en marzo de 2014 se concentran una mayor proporción de ejecución de gastos, lo que originó que la Administración Nacional obtuviera un saldo financiero (base devengado) deficitario ($12.939 millones aproximadamente).

 

A pesar de estos resultados, los ingresos tributarios y de la seguridad social alcanzaron un total de $ 169.029 millones, lo que constituye un 38,6% más que lo recaudado en el primer trimestre de 2013, muy por encima de la variación promedio de aquel año (+24,6%).

 

Se destaca en marzo la muy buena performance del IVA (+39,1%), y de los Derechos de Exportación (+33,7%), en tanto que el Impuesto a las Ganancias (+27,8%) y las Contribuciones a la Seguridad Social (+26,2%) mostraron tasas más moderadas que las registradas en el primer bimestre (+44,0% y +31,1, respectivamente).

 

El total de recursos corrientes y de capital fue de $ 177.857 millones (+35,2% ia., +$46.335 mill.), alcanzando una ejecución del orden del 20,7% del cálculo de recursos vigente.

 

A diferencia de 2013, durante el primer trimestre del año no se obtuvieron ingresos provenientes de utilidades del Banco Central. Esto significó que los ingresos por Rentas de la Propiedad tuvieran una baja del 29% con relación al primer trimestre del año anterior.

 

En cuanto a la ejecución de los gastos primarios, el nivel general alcanzado se encuentra en línea con el porcentaje teórico (del 22,4%), representando el 22,0% de las autorizaciones vigentes en el Presupuesto Nacional.

 

De esta manera, los egresos primarios devengados totalizaron $ 173.023 millones, registrando un incremento del orden del 37,4% respecto a marzo de 2013.

 

Por otra parte, el nivel de ejecución de los intereses alcanzó un porcentaje del 14,9%, registrando un alza del 73,2% ia. (+$ 4.870 mill.).

 

En suma, la variación del gasto total fue del 39,2% ia., cerca de siete puntos superior al incremento promedio del año 2013.

 

Entre los gastos primarios, la Administración Nacional gastó cerca de $ 35.740 millones en transferencias de carácter económico para el financiamiento de empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado, lo cual constituye un 57% más que lo gastado un año atrás (vs. +34% promedio en 2013).

 

El 88% de estas asignaciones son de carácter corriente ($ 31.547 mill., +64% ia.), y se encuentran concentradas en el sector energético ($ 23.320 mill., +90% ia.), seguidas por el transporte ($ 7.032 mill., +57% ia.).

 

En tanto, las transferencias para gastos de capital mostraron un incremento mucho más moderado, del orden del 16% ia. ($ 4.194 mill.).

 

En el marco de las normas internacionales vigentes, a partir de este informe el concepto de subsidio se concentra exclusivamente en las transferencias para gastos corrientes.

 

Por lo tanto, la sección que tradicionalmente se denominaba “Subsidios económicos” en adelante se denominará “Transferencias de carácter económico”, para referirnos al conjunto de transferencias que realiza la Administración Pública Nacional (APN) para financiar gastos corrientes y de capital de empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado, en el marco de determinados propósitos de política económica.

 

Asimismo, se informarán separadamente en un mismo cuadro, las transferencias para gastos corrientes (subsidios) de las de capital.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades