2.000 M del FMI para cubrir el mayor déficit

Fuentes del Palacio de Hacienda revelaron que se utilizarán US$ 2.000 M correspondientes al stand by que había sido acordado con el Fondo para atender las urgencias de fin de año.

13 diciembre, 2000

De acuerdo a una información suministrada hoy ( miércoles 13) por el diario BAE, Hacienda deberá utilizar unos US$ 2.000 millones del stand by que había acordado el FMI, para poder hacer frente a las obligaciones de fin de año.

La Argentina tiene disponibles esos recursos y para su desembolso no hace falta la autorización del board del organismo, como sí es necesaria para echar mano a los fondos del blindaje.

La negociación de este esquema de emergencia fue el motivo que demoró en Buenos Aires a la enviada del FMI, Teresa Ter Minassian.

La acuciante necesidad de financiamiento quedó expuesta al conocerse ayer el resultado del Tesoro en noviembre, que exhibió un déficit 44% mayor que el registrado en igual mes de 1999.

El desequilibrio, según se desprende de los datos oficiales, proviene de la insuficiente recaudación y de un incremento en los intereses de la deuda.

Con estos números, sostienen algunos expertos, el panorama de diciembre se oscurece: hay margen para un desfase de sólo $ 746 millones, cuando en diciembre de 1999 el déficit trepó a $ 1.431 millones.

No son pocos los analistas que intuyen que el trasfondo de esta situación es que el desequilibrio fiscal de este año será finalmente mayor que los $ 6.400 millones que se fijaron en la última renegociación con el FMI.

Lo que sí quedó en claro es que no hay colchón para el primer trimestre del 2001; para ese entonces se espera contar con el blindaje.

De acuerdo a una información suministrada hoy ( miércoles 13) por el diario BAE, Hacienda deberá utilizar unos US$ 2.000 millones del stand by que había acordado el FMI, para poder hacer frente a las obligaciones de fin de año.

La Argentina tiene disponibles esos recursos y para su desembolso no hace falta la autorización del board del organismo, como sí es necesaria para echar mano a los fondos del blindaje.

La negociación de este esquema de emergencia fue el motivo que demoró en Buenos Aires a la enviada del FMI, Teresa Ter Minassian.

La acuciante necesidad de financiamiento quedó expuesta al conocerse ayer el resultado del Tesoro en noviembre, que exhibió un déficit 44% mayor que el registrado en igual mes de 1999.

El desequilibrio, según se desprende de los datos oficiales, proviene de la insuficiente recaudación y de un incremento en los intereses de la deuda.

Con estos números, sostienen algunos expertos, el panorama de diciembre se oscurece: hay margen para un desfase de sólo $ 746 millones, cuando en diciembre de 1999 el déficit trepó a $ 1.431 millones.

No son pocos los analistas que intuyen que el trasfondo de esta situación es que el desequilibrio fiscal de este año será finalmente mayor que los $ 6.400 millones que se fijaron en la última renegociación con el FMI.

Lo que sí quedó en claro es que no hay colchón para el primer trimestre del 2001; para ese entonces se espera contar con el blindaje.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades