LVMH reaccionó con rapidez

Respondió al instante al llamado del presidente Macron sobre escasez de alcohol en gel.

LVMH, dueño de las marcas de lujo Louis Vuitton y Christian Dior ya está usando su línea de producción de perfumes para fabricar lo que hoy se necesita con urgencia: higienizadores de manos.

El conglomerado de marcas de lujo LVMH, cambió en 72 horas la producción de perfume por la producción de higienizadores  de manos como respuesta al brote del COVID-19.

 

La compañía anunció el domingo que producirá grandes cantidades de alcohol en gel y las entregará gratuitamente a las autoridades sanitarias. Y el lunes a la mañana ya salían de su fábrica en las afueras de Orléans las primeras botellas plásticas con higienizados de manos.

 

Desde el lunes las fábricas que normalmente producen maquillaje y perfumes, como Christian Dior y Givenchy, comenzaron a producir higienizadores de manos y lo continuarán haciendo durante todo el tiempo que sea necesario.

El proyecto se concretó a la velocidad del rayo, apenas 72 horas después de que el gobierno emitiera el viernes un pedido a la industria para que le ayude a llenar los baches en los insumos médicos fundamentales mientras se acelera la propagación del virus.

 

Bernard Arnault dio luz verde el sábado a la noche al secretario general , quien había estado en contacto con las autoridades sanitarias, para que ponga en marcha el esfuerzo de sacar una primera tanda y obtener la aprobación.

El proyecto es donar 12 toneladas de alcohol en gel a los 39 hospitales de París para este fin de semana. Las fabricas Givenchy y Guerlain también fabricarán alcohol en ge.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades