Covid-19: España sufre más que el resto de Europa

Algunas versiones interpretan que se debe a factores sociales y problemas de gobernanza.

10 septiembre, 2020

Mientras el número de infectados de coronavirus va creciendo por toda Europa hay un país que se destaca. En la primera semana de septiembre España se convirtió en el primer estado de la Unión Europea en registrar más de medio millón de casos desde el comienzo de la pandemia.

 

En los últimos 14 días registró 260 infecciones cada 100.000 habitantes, el doble de lo registrado en Francia, segundo país más afectado. Casi 10% de toda la población testeada tiene resultados positivos, un nivel muy superior a los de Francia, Italia, Alemania y Gran Bretaña.

La pregunta, entonces, es por qué. España está teniendo otra vez hasta 10.000 casos nuevos por día, como en el pico de la pandemia en marzo y abril.

El gobierno incrementó sus críticas a los jóvenes, que han vuelto a reunirse y a socializar. En España, como en gran parte del resto del mundo, la edad promedio de casos de coronavirus ha caído: al final de marzo era 59. Hoy, es 38.

Una práctica española que está causando preocupación es la que llaman el botellón, en la que grandes grupos de jóvenes se reúnen a beber en lugar públicos, como una alternativa a los clásicos bares. El ministerio de salud ya no sabe cómo más advertir a los jóvenes sobre los peligros de infección en las reuniones.

Pero, por lejos, el lugar donde las infecciones son más frecuentes es el hogar. Según una encuesta realizada por el Instituto de Salud Carlos III, casi 50% de los encuestados opinaron que las reuniones en las casas eran solo de mediano o bajo riesgo.

En tercer lugar, España tiene ahora otro problema. Ahora el retorno al trabajo y a la escuela puede elevar la tasa de infectados.

El gobierno central impuso en marzo una estricta cuarentena usando poderes de emergencia. Eso redujo el número de casos y de hospitalizaciones. Pero hubo mucha controversia con la cuarentena y los poderes especiales caducaron el 21 de junio. A las dos semanas se produjo un visible aumento de casos.

El problema es que la crisis se ha complicado enormemente por la polarización política y el modelo descentralizado de gobernanza. El primero ministro, Pedro Sánchez, insiste en que ahora el problema de la pandemia es primeramente una responsabilidad de las regiones del país, cuyo presupuesto de salud colectiva es más de 10 veces el de su administración. Las regiones responden que el gobierno central debe brindar más liderazgo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades