A trabajar desde casa

En todo el mundo cientos de miles de empleados de oficina han recibido la orden de no presentarse al lugar de trabajo.

Varias de las más grandes compañías globales, incluidas Ford, General Motors y Unilever, han pedido a sus empleados que trabajen en forma remota hasta nuevo aviso.

 

El Royal Bank of Scotland notificó a su personal el viernes que no vayan a la oficina desde este lunes. “Con esta decisión pensamos reducir drásticamente el número de personas en nuestras sucursales, lo que a su vez contribuirá a reducir el número de contagios.

 

Muchas oficinas en Gran Bretaña han iniciado el trabajo remoto y cancelado las reuniones de trabajo.

 

General Motors comunicó que cambia los cronogramas de producción para permitir “limpieza adicional” en las fábricas y que todo el personal que no está en la primera línea de producción trabajará en forma remota. “Estos pasos son importantes para bajar la probabilidad de propagación del coronavirus entre compañeros de trabajo, familias y comunidades y aliviar la carga de los recursos públicos”, dijo la CEO Mary Barra en un mensaje al personal.

 

El CEO de Ford, Jim Hackett, dijo al personal en un email: “estamos enviando instrucciones a casi todo nuestro personal global, excepto a aquellos con una tarea esencial que no se puede realizar fuera de la oficina”.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades